lunes, mayo 16, 2022

La paradoja mexicana: vacunación sin vacunas

Relacionados

Fue contundente el presidente López Obrador: sí a la compra de vacunas anti Covid-19 por parte de gobernadores e iniciativa privada, con esa determinación mañanera borró López Obrador la draconiana respuesta que López Gatell diera la tarde del jueves: “es el Estado el único que puede comprar y distribuir las vacunas” para no entorpecer el programa de vacunación. Hasta allí llegó López Gatell en su conducta largamente permitida por su jefe de imponer medidas en una estrategia abiertamente fallida que ha permitido 147 mil 614 defunciones, registradas hasta ayer. Pero el gozo de gobernadores va al pozo, porque aún con esa apertura presidencial encontrarán un mercado ya capturado por gobiernos de países ricos. Sin embargo, este affaire revela vicios de origen en el programa de vacunación pues está visto que el gobierno federal, solo, no podrá sacar delante de manera expedita un programa de vacunación que inmunice en el menor tiempo posible a la mayor parte de población mexicana. Ahora volvemos a la paradoja: tenemos programa de vacunación, pero sin vacunas.

Lo último

Columnas