miércoles, junio 29, 2022

Ahued, ¿Un López Obrador?

Línea Política 8 de febrero del 2021…Agustín Contreras Stein.

DICEN, quienes han estado cerca, que desde Palacio de Gobierno, aquí en la capital veracruzana, se ha desbordado el entusiasmo y que con plena satisfacción han tomado la decisión del Senador de la República, Ricardo Ahued Bardahuill, de registrarse en Morena, para buscar, nuevamente, la Presidencia Municipal de Xalapa, donde se fija la atención política, por considerarse una de las joyas, llamada de la corona, para lograr las aspiraciones de la cuarta transformación, no tan solo en las elecciones del mes de junio, sino también para fortalecer de alguna manera, el proyecto político del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Dicen también, que la orden de convencer al legislador veracruzano, vino desde muy arriba, después de que se supo que la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, no pudo satisfacer al Presidente, con sus buenos oficios para que, finalmente, Ahued Bardahuill, aceptara la nominación y la posibilidad de contender por la alcaldía, puesto político que conoce a la perfección el empresario jalapeño, así como las estrategias para ganar la posición, la cual todavía ven en riesgo después de que el actual alcalde no logró hacer el trabajo encomendado, sobre todo, para facilitar la permanencia de Morena, en el poder municipal.

Ahued, no es, de ninguna manera, un morenista nato, pues solamente actúa en su calidad de simpatizante, con su propio capital político que ha conseguido a través del tiempo, debido a su honestidad, a su calidad humana y a su buena disposición para hacer bien las cosas, elementos de su personalidad que bien han entendido los ciudadanos de esta ciudad, que a pesar de ser conocida como de las flores, nunca, en el tiempo que ha gobernado Hipólito Rodríguez Herrero, ha logrado florecer para bien de los habitantes de esta capital veracruzana.

En este mismo espacio, habíamos comentado que Ricardo Ahued Bardahuill, no aceptaría la nominación de Morena, para venir a buscar la presidencia municipal. Se expusieron muchas razones para ello, pero finalmente, ha dicho que sí y por lo tanto, aceptamos que nos equivocamos en la percepción que se tenía acerca de su probable participación en este proceso electoral, donde, supuestamente, se juegan intereses político de gran envergadura.

Sí, están contentos en Palacio de Gobierno, porque también creen que con esta posición, dejan fuera al todavía Senador de la República, pensando, desde luego, en la sucesión gubernamental. Como decíamos, Ahued Bardahuill, tiene su propio capital político y no necesita, en determinado momento, de calabazos para nadar.

Ahora que si están contentos, porque Ahued, los sacará de un gran problema político electoral, entonces es posible que tengan toda la razón, pues no tan solo logrará acarrear votos para su propia causa, sino también para los demás, es decir, para los que estarán buscando las diputaciones local y federal, cuestión que parece ser del mayor interés en el altiplano, considerando que también Morena, tiene el objetivo de seguir manteniendo la mayoría en el congreso federal, para las decisiones del gobierno que tiene en sus manos el propio Presidente de la República, así como en el ámbito local, donde el Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, le ha dado por emular las acciones de quien lo sostiene en el Poder Ejecutivo del Estado.

Ahued, por su parte, se convierte, así, aunque pocos lo quieran creer, en un López Obrador, luego de que su nombre podría empujar a los demás candidatos de Morena, en este proceso electoral, que se avecina.

Vale más que Morena, así como los inquilinos de Palacio de Gobierno, le pongan más atención a este asunto. Ahued, puede, sin duda alguna, ganar la Presidencia Municipal, pero ellos no estarían ganando lo que quieren.

                                                              ————————

AHUED, EL PRINCIPIO DE LAS COSAS.

LA DECISIÓN DEL empresario veracruzano, todavía Senador de la República, abre apenas una parte del escenario político de Veracruz, relacionado con la Presidencia Municipal de Xalapa. Falta, desde luego, ver cual será la reacción de la oposición, puesto que no han dicho, finalmente, cuáles serán sus mejores cartas para poder competir, ahora, con un monstruo acaparador de la confianza popular.

Por otra parte, en lo que concierne a las diputaciones local y federal, es bien sabido que Ricardo Ahued Bardahuill, podrá operar para echarles la mano, pero no será responsable de lo que pueda suceder en estos casos, pues es cierto que Ahued, es el que tiene toda la confianza del pueblo de Xalapa, pero no es todo, por lo que se dice que las posiciones legislativas seguirán en riesgo, luego de que los candidatos de la oposición, son, indudablemente, duros huesos de roer, más cuando saben que tienen en sus manos la responsabilidad de dar buenos resultados por los fines que a nivel nacional se perseguirán, es decir, de lograr que en el congreso federal, así como local, se pueda tener un equilibrio político que detenga las ambiciones de poder del propio partido que está gobernando.

Ahued, ha cambiado, por ahora, el escenario político local y hasta podría decirse que a nivel estatal, pero eso no es todo, pues Morena, en la mayoría de los casos, ha fallado rotundamente con sus gobernantes, con sus legisladores y hasta con algunos de sus Presidentes Municipales.

                                                            ————————

MORENA, EN GRAVES APRIETOS.

LA TOMA DE INSTALACIONES en el mando nacional de Morena, pone una vez más en evidencia que no es, exactamente, un partido conformado por la unidad política y por tener una estructura definida. Morena, sigue siendo más un grupo político en el poder, que una verdadera organización política debidamente constituida, aunque legalmente lo parezca.

Tanto a nivel nacional, como local, este partido o grupo político, están seriamente dividido, lo que se confirma con las protestas que se han realizado a nivel nacional, y con la división política que también se advierte en Veracruz, donde tampoco han logrado definir a una dirigencia, pues la propia renuncia del Secretario General, así lo denuncia, sobresaliendo, desde luego, los intereses personales que en este caso están dañando seriamente su constitución interior, la cual, se fractura cada día más.

                                                              ————————-

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

otros columnistas