martes, junio 28, 2022

Como es arriba es abajo

Lo último

El Congreso local autorizó al ORFIS una segunda prórroga para presentarle los resultados sobre la Cuenta Pública 2019, el pretexto fue por demoras causadas por el Covid-19, aunque lo cierto pudiera radicar en la existencia de irregularidades no convenientes para ser ventiladas en tiempos electorales. Lo cierto es que danzan miles de millones de pesos sin comprobar y la prórroga, se dice, es para dar oportunidad de justificar lo que más se pueda. No es Veracruz el único caso en esa tesitura, también en el gobierno federal hay cifras por comprobar de la Cuenta Pública 2019, detectadoa por la Auditoría Federal de la Federación. Nada menos que 98 mil 974 millones de pesos, de los que 43 mil 859 millones de pesos pudieran catalogarse como daño patrimonial. ¿La causa? Pudiera atribuirse a la impericia en el manejo de recursos públicos administrativa y/o a la inevitable tentación de darle mordidas al erario, una ansiedad patrimonialista de la cual no están exentos quienes proclaman que ya no hay corrupción.

Relacionados

Columnistas