sábado, junio 25, 2022

Cuitláhuac, desplantes de niña; Eric, amenazas cumplidas

Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

¡Desata Morena una escalada de violencia electoral en municipios opositores!

Conforme se aproximan los tiempos electorales el nerviosismo moreno crece.

Se perciben acciones desesperadas. La irritación del gobernante se muestra a flor de piel en cada gira. Es sensible su encabronamiento ante la presión municipal.

Y es que a los 212 municipios les resulta intolerable que las participaciones federales estén condicionadas a la inclinación del voto al igual que el cumplimiento de los programas de obra pública y de asistencia social.

Es por ello que hubo necesidad de parte del gobierno de implementar una estrategia coercitiva en donde de manera directa Eric Cisneros, Eleazar Guerrero, la Fiscalía General y el Congreso del Estado, fueron comisionados para apretarles las tuercas.

Es por la vía coercitiva -que incluye amenazas de muerte- o el apretón financiero, las advertencias de cárcel por malversación o el adelanto de juicios políticos.

Son amenazas directas a munícipes opositores a quienes “invitan” a que convenzan a sus pueblos de votar por Morena el próximo seis de junio.

Los sondeos demoscópicos y aproximaciones estadísticas, sin embargo, no mienten. La gente le está dando la espalda a Morena, un partido que ni siquiera es partido. Es un movimiento descabezado y sin estructura en donde no hay orden ni control en la distribución del dinero -se roban ellos mismos- para la operación electoral.

Menos para la entrega de despensas -a los diputados locales ya les quitaron la atribución- o los programas sociales que, por sus huevos, el Superdelegado de Bienestar, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, escamotea solo para joder a su archienemigo el gobernador Cuitláhuac García.

Mientras en escandalosa pataleta Gonzalo Vicencio, cabeza visible de Morena en Veracruz, comisionado de México por el líder nacional Mario Delgado, deserta a Morena y se va a una oscura filial partidista denominada “Fuerza por México”, llevándose el capital político que hizo en su gestión, acompañado de diputadores morenos y miles de simpatizantes “nomás por joder a Cuitláhuac”.

El punto es que tras las alianzas opositoras el tema electoral se les salió de control y al tomar un presunto liderazgo Cuitláhuac García, quien no sabe ni hilar su nombre de corrido, todo se le va en regaños y amenazas a los presidentes municipales.

Dan cuenta los presidentes municipales de la zona de Coatepec, Xico, Teocelo y los ya muy próximos a las zonas de las altas montañas que en reciente encuentro la edil de Xico, Gloria Luz Galván Orduña, de extracción priista, se atrevió a corregir a Cuitláhuac sobre obras carreteras a lo que un iracundo gobernador le dijo “Tú no sabes nada”.

Hace unos días ante el reclamo de alcaldes de Veracruz que anunciaron la compra de vacunas para combatir el Covid-19, les gritó que están impedidos y a modo de burla les advirtió que lo podrían hacer hasta el 2022.

Ello a pesar del insistente reclamo del alcalde de Orizaba, Igor Roji, priista, quien le explicó que la Comisión Nacional de Municipios de México, integrada por 2 mil 467 alcaldes, propusieron un ambicioso plan de vacunación.

La respuesta de Cuitláhuac fue categórica: “Eres un mentiroso”.

En los recorridos el mandatario se hace acompañar de Eric Cisneros y de la Fiscal, Verónica Hernández o un representante quienes llevan la misión de amedrentar a los ediles renuentes.

En la zona de Perote hace unos días hubo un accidente automovilístico fatal que costó la vida Rigoberto Alarcón Tapia, hijo de Melquiades Alarcón Caro, alcalde de Las Minas, quien se había venido manifestando anti morenista y públicamente invitó a su pueblo a votar con libertad.

Rigoberto de 27 años fue encontrado muerto el pasado primero de febrero en un barranco a 500 metros de profundidad.

Nadie sabe, nadie supo; nadie quiere hablar del tema. Sin embargo, para los presidentes municipales de la región fue una clara señal de lo que les puede pasar si no apoyan a Morena.

El malhumor del gobernador se hace repetidamente manifiesto a cada salida al interior del estado de ahí que prefiere hacer giras privadas en donde no asista la ciudadanía, ni los medios de comunicación, solo las autoridades a quienes a su libre antojo regaña y amenaza; se burla de ellos y los acusa de desinformados.

De ahí el creciente temor particularmente en las filas perredistas en donde sus representados han sido amenazados y muertos de manera sucesiva el 12, 17 y 22 de noviembre.

Presente en el imaginario colectivo en caso de la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín, secuestrada el pasado 12 de noviembre por al menos 10 hombres armados que la sacaron de su casa y minutos después la ejecutaron en un camino rural de la comunidad limítrofe de Ixcoalco, municipio de Medellín de Bravo, en la zona centro de Veracruz.

Florisel Ríos fue la segunda alcaldesa asesinada en el gobierno del morenista Cuitláhuac García; la otra víctima fue Maricela Vallejo, de Mixtla de Altamirano, ultimada con su marido y chofer.

Días después, el 17 de noviembre, la casa de Cuitláhuac Condado Escamilla, alcalde del PRD de Acayucan, Veracruz, fue atacada a balazos por varias personas quienes dispararon en al menos 20 ocasiones contra el inmueble. 

Estos son algunos de los testimonios del regreso a la época de las cavernas de Morena en el marco de una incontenible ola opositora.

Y es que en Veracruz ya se encendió la llama de la insurgencia política.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

otros columnistas