sábado, junio 25, 2022

No, al nepotismo electorero

Lo último

Uno de los malos síntomas del actual proceso electoral es el recrudecimiento del nepotismo por la vía electoral, pues se va acentuando la tendencia a heredar a un familiar el cargo público. Si bien, no es lacra de nueva generación es deber ciudadano evitar su enquistamiento ¿Qué hacer para curar ese mal? ¿Qué medicina es recomendable para que el electorado exprese su repudio a ese dañino mal de la democracia? Una de las recetas es el reclamo a los partidos por prohijar la patología; otra más drástica sería votar en automático contra el deseo de instaurar monarquías hereditarias; no votar por el familiar de quien está en funciones, ya sea para diputado, alcalde o regidor. Sería un voto de castigo para inhibir a los partidos a no repetir la dosis en subsecuentes procesos, e induciría al legislador a iniciar reformas para desterrar ese vicio del escenario político electoral del país.

Relacionados

Columnistas