lunes, julio 4, 2022

Un Presidente irresponsable

RESULTA que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, nunca quiso ponerse el cubre bocas, que le hubiera ayudado mucho par no contraer el virus del covid-19, pero como su rebeldía estaba respaldada por el irresponsable consejo médico del vocero de la Secretaría de Salud, Hugo López Gatell, el mandatario nunca se protegió de esta manera, generando riesgo para su persona y para las demás con las cuales convivía y convive permanentemente,

El Presidente, seguramente, aunque no estuvo probado, se contagió en una de sus giras político electorales, supuestamente en la más reciente que hizo al Estado de San Luis Potosí, donde, de regreso, abordó un avión comercial, poniendo en riesgo al resto de los pasajeros y a al mismo personal aéreo que tuvo mucho que ver con el Presidente, durante su viaje.

De esto, sin duda alguna, ya se ha hablado suficiente, pero no se ha hecho especial hincapié en la irresponsabilidad del mandatario nacional, pues independientemente de la propia enfermedad que tuvo que padecer, puso también en riesgo la salud de quienes viajaron con él, sabiendo de antemano, que ya estaba contagiado por los síntomas que comenzó a sentir, aún estando todavía la gira de trabajo, lo que indica una vez más que el Presidente, no quiere a México, que también es su país, pero como antepone los intereses personales al resto de los mexicanos, pues nada le costó subirse al avión, sabiéndose enfermo.

Pero aún con todo esto, el Presidente logró superar la enfermedad, ponerse a salvo, gracias a que tuvo a su lado a un vasto equipo médico, según se sabe, integrado con los mejores especialistas en la materia. No se ha dicho que pasó con los demás pasajeros que tuvieron cerca de él durante el viaje de San Luis Potosí, a la ciudad de México. Si algunos de ellos se contagiaron, seguramente, también lograron superar la enfermedad, aunque pudo ser que también algunos tuvieron que sufrir mayores consecuencias y hasta la muerte, lo que se insiste, no se ha dicho por así convenir al gobierno.

A todo esto, se le llama irresponsabilidad presidencial.

Sin embargo y pese a todos estos hechos, el Presidente, se salva y reaparece nuevamente en la mañaneras con su acostumbrada rebeldía de no usar el cubre bocas, más ahora que él mismo se sigue considerando inmune.

                                                            ————————-

LOS QUINIENTOS DIPUTADOS FEDERALES Y LA AUSTERIDAD.

ESTE ES EL MOMENTO, se dice, de que se reduzca considerablemente el número de legisladores federales, para darle un poco de sentido a la austeridad republicana que el Presidente de la República, ha impuesto con tantos recortes al gasto público, con despidos injustificados y con la creencia de que este gobierno, no gasta más allá de lo que es necesario.

La reducción de los Diputados federales, es una propuesta que ha circulado desde hace mucho tiempo y con la cual, la mayoría de los sectores públicos del país, han estado de acuerdo, aunque, la verdad de las cosas, no ha sido analizada prudentemente para llevarla a cabo.

Es, en estos tiempos de difícil situación económica para el país, cuando nuevamente surgen los comentarios en este sentido, luego de que económicamente el país venía mal y se ahora se complica más esta situación con la presencia de la pandemia que ha puesto en serios aprietos a todos los mexicanos, para poder sobrevivir.

Lo conveniente, se asegura, es dejar los trescientos diputados originales, es decir, antes de la introducción de los representantes plurinominales y que cada uno de ellos busque la posición en cada uno de los distritos electorales, conociendo, de paso, la realidad política que se vive en cada rincón del país.

Esto ayudaría mucho al país, porque se tendría una considerable reducción en los gastos del poder legislativo, aportando lo que le corresponde para que México, pueda crecer verdaderamente.

                                                              ————————-

POR LO VISTO, NADIE QUIERE EL AVIÓN.

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, ha aceptado, por fin, que el avión presidencial que pretende vender para quedar bien con el pueblo mexicano, ha sido muy difícil de concretar su venta, sencillamente, porque es costoso, porque no hay nadie a quien le interese y porque esperan, quizá, que el mandatario nacional, lo malbarate para salir de este compromiso que tiene, más que con las finanzas nacionales, con la mayoría de mexicanos, que están de acuerdo con su política popular.

Ahora que el Presidente estuvo contagiado del covid-19, se fortalece la idea de muchos mexicanos, que el Presidente debe usar este medio de transporte como primer mandatario de la nación, ya que requiere mayor seguridad, al no exponerse ante un posible atentado o bien, como en el caso de la enfermedad que tuvo que enfrentar, no poner en riesgo a la población, como sucedió recientemente con su viaje por San Luis Potosí.

Seguramente que ha acuerdo de casi todos los mexicanos, para que al Presidente, sea quien sea, se le cuide, porque es el principal responsable de la conducción de este país. No hay duda.

                                                               ———————–

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

otros columnistas