miércoles, junio 29, 2022

8M: prisión al aborto; violación y feminicidio en la impunidad

De razones y pasiones

Rafael Pérez Cárdenas

          En este Día Internacional de la Mujer, no hablaré por ellas; ellas hablarán por todos.

Sr. Presidente Andrés Manuel López Obrador:

En México se protege el Palacio Nacional antes que proteger a las mujeres de los feminicidas y los violadores. En México va a la cárcel una mujer que aborta antes que un candidato violador. Exigimos una estrategia nacional de seguridad con perspectiva de género para frenar los feminicidios, fortalecer las instituciones para denunciar la violencia de género que esta pandemia ha agudizado.

Exigimos también rompa el pacto patriarcal con el que ha defendido y ha llevado hasta hoy a Félix Salgado Macedonio a la candidatura oficial.

Exigimos que reconozca las urgencias de los diversos feminismos: madres de mujeres que fueron víctimas de feminicidios, mujeres de los pueblos originarios, mujeres con discapacidades, mujeres trans, trabajadoras sexuales, trabajadoras del hogar, mujeres privadas de su libertad, mujeres de la tercera edad, mujeres jóvenes, mujeres trabajadoras de los más diversos ámbitos. El movimiento feminista no es un partido político, no tiene una cabeza o una líder, es una voz colectiva. Este 8M estamos aquí para alzar la voz colectiva.

Vivimos en un país en el que todos los días 11 mujeres y menores de edad son asesinadas. El 97% de los feminicidios queda impune. Cada 4 minutos una mujer es violada. La mayoría de las mujeres privadas de su libertad están allí por el crimen cometido por un hombre y un mismo crimen es penado hasta 6 años más en el caso de las mujeres. El 59% de las mujeres indígenas ha experimentado algún tipo de violencia.

Por causa del transodio, la esperanza de vida de una mujer trans en México es de 35 años. Más de la mitad de las mujeres en este país ha sufrido violencia por parte de su pareja sentimental. Las mujeres con discapacidad no figuran en sus encuestas, que es otra forma de violencia. 1.3 millones de mujeres han perdido su trabajo durante esta pandemia.

Detrás de estas cifras estamos nosotras: madres, hijas, hermanas, amigas, vecinas, compañeras. Somos historias. Somos las personas que amamos, la música que escuchamos, nuestra comida favorita, el campo en el que trabajamos, el arte que creamos, las empresas que impulsamos, los deportes que practicamos. Estamos hartas de las diferentes violencias en nuestra contra, desde las bromas machistas hasta los feminicidios. Exigimos un alto a su desdén, estamos hartas de que nos descalifique,

Señor presidente, no somos un partido político, somos una voz colectiva. (Natalia Vera Pliego).

“Si eres mujer y…

Puedes votar, agradéceselo a una feminista.

“Recibes igual salario al de un hombre por hacer el mismo trabajo, agradéceselo a una feminista.

Fuiste a la Universidad en lugar de dejar los estudios después del bachillerato para que tus hermanos pudieran estudiar pues “tú de todos modos simplemente vas a casarte”, agradéceselo a una feminista.

Puedes solicitar cualquier empleo, no sólo un “trabajo para mujeres”, agradéceselo a una feminista.

“Puedes recibir y brindar información sobre control de la fertilidad sin ir a la cárcel por ello, agradéceselo a una feminista.

Eres médica, abogada, pastora, jueza o legisladora, agradéceselo a una feminista.

Puedes usar pantalones sin ser excomulgada de tu iglesia o sacada del pueblo, agradéceselo a una feminista.

A tu jefe le está prohibido presionarte a que te acuestes con él, agradéceselo a una feminista.

Inicias negocio y puedes obtener un préstamo usando sólo tu nombre y tus antecedentes de crédito, agradéceselo a una feminista.

Estás bajo juicio y se te permite testicar en tu propia defensa, agradéceselo a una feminista.

Posees propiedad que es únicamente tuya, agradéceselo a una feminista.

Obtienes la custodia de tus hijas e hijos tras un divorcio o una separación, agradéceselo a una feminista.

Tu marido te golpea y esto es ilegal y la policía lo detiene en vez de sermonearte sobre cómo ser una mejor esposa, agradéceselo a una feminista.

Te casas y tus derechos humanos civiles no desaparecen dentro de los derechos de tu esposo, agradéceselo a una feminista.

Puedes escoger ser madre o no cuando tú quieras y no según los dictados de un esposo o un violador, agradéceselo a una feminista.

Rosario Hernández Catalán, “Feminismo para no feministas“,

Las del estribo…

  1. El miedo y la obstinación llevó al Presidente a construir, involuntariamente, un memorial a las víctimas, un enorme cementerio frente a Palacio Nacional y en torno al Palacio de Bellas Artes. Su “muro de paz” servirá hoy para mostrar el tamaño de la tragedia feminicida. El feminismo es la verdadera némesis de la 4T.
  2. El New York Times pidió cancelar las caricaturas de Pepe Le Pew y Speedy Gonzales, por considerar que la primera contribuye a la «cultura de la violación» y la segundo por fomentar al racismo. Curioso que callen frente a la apología de la violencia de las caricaturas actuales. Al menos Speedy nos reivindicaba ante un gato gringo torpe y humillado.

otros columnistas