De multipremiada, a la ignominia

0
219

Nada más dejó de vivir en el error al incorporarse a las mieles del presupuesto público, y Sanjuana Martínez dio un salto del Premio Nacional de Periodismo de México, en la categoría de periodismo de investigación, obtenido en 2006; y de ser «Periodista del Año 2014», otorgado por Reporteros Sin Fronteras, a la ignominia de ser una de los principales enemigos de la libertad de expresión.

Ahora, sus antiguos compañeros de esforzada labor, dentro de Diario de Monterrey, Canal 2 de Monterrey, la revista Proceso, La Jornada, SinEmbargo.mx. y las revistas Rolling Stone Gatopardo, Playboy, Vanity Fair, Nexos y Letras Libres, son adversarios a los que hay que descalificar y perseguir.

Acaba de ser citada por el Departamento de Estado de la Unión Americana como persecutora de periodistas.

Ante ello, la descarada mujer responde que “´El “informe´ del Departamento de Estado solo incluye un párrafo de ocho líneas que se basa en las mentiras de @article19mex difundidas por @AristeguiOnline en mayo del año pasado, mismas que ya desmentí. Lamentable que se use para golpear al actual gobierno”. No deja duda de cuál es su nueva filiación ideológica.

Basta reproducir exactamente lo que expresó su jefe, el presidente López Obrador, para entender el nivel de insensatez que predomina en el gobierno.

Dijo el mandatario: “Los periodistas, los medios de comunicación, que defendieron ese modelo, son responsables de que México no tenga los médicos, no tenga los especialistas, que requiere ahora con la pandemia”.

El disparate no tiene medida. Los culpables de que México no tenga médicos contra la pandemia son los periodistas, dice, no él que es quien debe contratarlos, no él como político y parte del sistema que fue, no él como priista, no él, que está rodeado de gente de ese modelo al que critica, no él, que encabeza un gobierno fallido.

Así estamos en México.