jueves, diciembre 2, 2021

Rebelión en la granja. Ajúa…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]

Al haber salvado los Magistrados el caprichoso “peje-obstáculo” de querer imponer un candidato por sus pistolas; quedaron fincadas las bases de la tan anhelada e indispensable independencia del Poder Judicial…

Lo que vaya a pasar después será otra cosa.  Le han cortado orejas y rabo el autollamado toro, sin darse cuenta que ofende a los hermosos y nobles animales; y todavía sigue haciendo borlote insistiendo en que será Gobernador si el Pueblo lo decide…

El hecho es que los Magistrados de TEPJF le pusieron un estate quieto al presidencialismo.  Y si los Ministros de la SCJN, rechazan el otro capricho presidencial de que Arturo Zaldívar quede al frente de la SCJN dos años más; se habrá dado inicio a la evolución hacia la ansiada República en la que nunca hemos vivido los mexicanos… 

Si los Ministros deciden que no puede ocupar el cargo dos años más porque la Ley lo prohíbe; y el Presidente Zaldívar lo acepta.  La primera piedra estará colocada y la División de Poderes no será solo un discurso…

Sin embargo, si el Ministro Presidente se adelantara al fallo de sus compañeros y de antemano rechazara la propuesta por anticonstitucional, se convertiría en el líder natural de la emancipación del Poder Judicial y tendría un lugar destacado en la Historia…

Y si ellos mismos, los Ministros de la SCJN, en cumplimiento de sus funciones como garantes de la observancia de la Constitución, decidieran hacer valer el Artículo 39 de la Constitución, que es todo lo que tendrían que hacer, acabarían de una vez por todas con el nefasto presidencialismo que tanto daño le ha hecho a la Nación, sobre todo en tiempos recientes; ya que a la letra dice:

“Todo poder público dimana del Pueblo”.  En consecuencia, los Ministros de la SCJN y los Magistrados en los Estados, deben ser electos por el Pueblo -en este mismo espacio se ha venido insistiendo en ello desde hace más de 20 años- así, ni el Presidente ni nadie volvería a imponerlos a conveniencia para torcer la Justicia… 

Claro que existe la posibilidad de que el Presidente López Obrador repita lo que hizo Ernesto Zedillo, cuando “jubiló” a todos los Ministros de la SCJN allá en el 1994 -en aquel entonces eran 26-.  Todo puede suceder…

Pero los mexicanos estamos frente a una oportunidad de oro que no debemos de desaprovechar; pues todo indica que Morena, sola, no tendrá mayoría en el Congreso, pues en el INE le acaban de meter en cintura el número de pluris…

Pero ya que estamos en tiempos propicios de cambios, me permito mencionar el Artículo 50 de la Constitución, que entre otras cosas establece que “el Poder Legislativo no puede quedar en una sola persona”.  Lo que es absolutamente sensato

Y si algo podemos aprender los mexicanos de las experiencias pasadas y presentes, es que de ninguna manera tampoco se puede volver a dejar al Ejecutivo en manos de una sola persona.  Lo estamos viendo.  Es un peligro.  Siempre lo ha sido y lo seguirá siendo.  El poder, las vastas comidas y los excesos en los que caen, los trastoca…

Primero andaba de austero republicano en un Tsuru y ahora vive en Palacio Nacional y le hacen guardia de honor y toque de atención cuando llega.  No será la primera vez que diga que los enfermos piensan como enfermos…

Ni tampoco la primera vez que repita que los peores dictadores, cuando menos eso es lo que registra la Historia, no son aquellos que derrocaron por la fuerza a un régimen para imponerse; sino los que son electos democráticamente…

Si en el Ejecutivo, en vez de una sola persona tuviéramos un Consejo de Ancianos, compuesto desde luego por hombres y mujeres, seguro que el rumbo de la Patria cambiaría…

Y ya es hora de empezar a cambiarlo.  Estamos en un buen momento; pues también el INAI advirtió que interpondrá acción de inconstitucionalidad contra la Ley que obliga a los usuarios de telefonía móvil a entregar los datos biométricos.  

Cambiando de tema…

Dicen por ahí que “Hijo de tigre pintito”; pero el conocido refrán no es aplicable al hijo de un Julio Scherer, el reconocido periodista de una y mil batallas y entrevistas; porque su vástago le salió chafa…

Peor que al ídolo del boxeo Julio César Chávez, pues su hijo, queriéndolo imitar, solo hace el ridículo arriba del cuadrilátero…

Porque siendo Scherer asesor del Presidente López Obrador en materia jurídica, dijo que “A los reporteros hay que taparles la boca”.  Supongo que si viviera su padre se sentiría ofendido y decepcionado del pelmazo que engendró…

Pues aunque posteriormente intentó reconocer que el desliz era solo una forma coloquial de expresarse.  Ya lo había dicho.  Aunque lo mismo y eso dijo porque aún no le han aplicado la 3era dosis de la vacuna contra el Covid-19 de los honorables laboratorios Pfizer, que están haciendo un negocio redondo.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida. 

Lo último

Columnas