miércoles, diciembre 1, 2021

Bartlett sigue bajo la lupa de EE.UU. por asesinato de «Kiki» Camarena

Relacionados

Si Manuel Bartlett Díaz ingresara a territorio de Estados Unidos sería inmediatamente detenido para ser interrogado por el caso del secuestro, tortura y asesinato del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena, dicen funcionarios del Departamento de Justicia de ese país.

“Su nombre aparece en numerosas ocasiones y en varias páginas de los expedientes de la investigación abierta del caso Camarena”, dice tajante a Proceso, en base a una entrevista con su semanario, uno de los funcionarios estadunidenses.

“El señor Bartlett sabe que su nombre ha sido mencionado durante las décadas que lleva esta investigación en curso del caso Camarena y por eso tendría que declarar ante un Gran Jurado”, agrega otro funcionario del Departamento de Justicia estadounidense.

Camarena, agente de la Administración Antidrogas (DEA) de Estados Unidos, fue secuestrado el 7 de febrero de 1985 en Guadalajara, y asesinado dos días después por pistoleros y expolicías judiciales del estado bajo las órdenes de un grupo de narcotraficantes encabezados por Miguel Ángel Félix Gallardo, Ernesto Fonseca Carrillo y Rafael Caro Quintero, quienes a su vez se encontraban presuntamente coludidos con autoridades federales y estatales, como ha publicado Proceso en diversas ediciones (1928, 1940, 1953, 1955 y 1975, entre otras).

Los funcionarios del Departamento de Justicia –quienes por tratarse de una investigación en curso piden el anonimato–, dicen que varios “testigos protegidos” que llevan años colaborando en el caso han insistido en mencionar a Bartlett.

Los documentos del caso mencionan al actual director de la CFE como participante en reuniones con narcos y funcionarios antes del secuestro y después del asesinato de Camarena.

Proceso realizó dicha entrevista en base a conocer la autenticidad de tres fragmentos de un expediente oficial sobre el asesinato de Camarena, el cual se encuentra sellado en una corte federal en California.

Los funcionarios confimaron la autenticidad de los fragmentos obtenidos por el semanario Proceso. En ellos, varios declarantes involucran a Bartlett en el caso del asesinato del agente de la DEA.

Asimismo, aparecen nombres de altos funcionarios durante el periodo de gobierno de 1983 al 88, tiempo en el que el ahora líder de CFE fue secretario de Gobierno, tales como Miguel de la Madrid, Juan Arévalo Gardoqui, titular de la Sedena y José Antonio Zorrilla, quien fungía en la Dirección Federal de Seguridad.

Uno de los fragmentos resume los cargos desempeñados por Bartlett y las responsabilidades que tenía cuando secuestraron y asesinaron a Camarena.

“Bartlett Díaz estuvo presente en varias reuniones previas al secuestro en las que se habló del secuestro de Camarena… y… (sic) también lo han ubicado como uno de los que estuvieron presentes la noche del 7 de febrero de 1985 en la casa con el número 881 de la calle Lope de Vega.

“Bartlett Díaz participó en una reunión en la Ciudad de México, el 25 de febrero de 1985, en la que se habló sobre información filtrada a la DEA. Un testigo declaró que se le entregó a Bartlett Díaz una copa de los casetes con las grabaciones del interrogatorio de Camarena”, se lee en el fragmento tomado por Proceso.

El expediente detalla dos reuniones que tuvo el ahora director de la CFE antes del secuestro de “Kiki”, en ambas estuvo presente junto a Ernesto Fonseca Carrillo, Rafael Caro Quintero, Juan Esparragoza “El Azul”, Miguel Ángel Félix Gallardo, Manuel Salcido Uzeta “Cochiloco”, y Sergio Salcido “Pico Chulo”, además de otros funcionarios de gobierno de esa época.

Asimismo, Proceso detalla en su semanario que dos testigos de las autoridades de Estados Unidos fueron investigados por órdenes de Bartlett. Estos responden a los nombres de José Godoy y Héctor Cervantes Santos, a quienes la prensa nacional y de aquél país ha hecho referencia a sus testimonios que vinculan al funcionario público con el caso Camarena.

Aunque no sólo eso. En un documento del gobierno norteamericano etiquetado con la leyenda “Top Secret” y con fecha del 13 de febrero de 1990, también menciona a Bartlett Díaz pero en referencia al caso del asesinato del periodista Manuel Buendía, ocurrido en la Ciudad de México el 30 de mayo de 1984.

*Con información de Proceso

Lo último

Columnas