domingo, diciembre 5, 2021

Castelán, Paleta y Chiquiyunes

Los Políticos

Salvador Muñoz

Faltaba menos de una semana para que las elecciones por la presidencia municipal se realizaran en Veracruz ¡y que me lo van bajando de la contienda! El argumento de las autoridades fue: Actos anticipados de campaña. Tuvo que entrar un emergente en su lugar y contra lo esperado, el PRI pudo con el Candidato Bombero ganar la presidencia municipal de Orizaba. Paradojas políticas. Con el triunfo de Juan Manuel Diez Francos, la Pluviosilla, a partir de ese momento, tuvo un crecimiento envidiable, tanto a nivel estatal como nacional.

Del candidato bajado aquel 2007, Víctor Castelán Crivelli, ya casi ni se habló. Vamos, hasta su paso por la LXII Legislatura bajo las siglas del PRI pasó inadvertido, de no ser por ahora, que rescatado por las siglas de Morena, reaparece como candidato a la presidencia municipal de la Ciudad de las Aguas Alegres y lo que son las cosas, se enfrenta a quien allá, en el 2007, ocupó su lugar para triunfar en las urnas: Juan Manuel Diez Francos.

Tuvieron que pasar catorce años para que Castelán Crivelli se levantara del tropiezo que significó que un Tribunal lo bajara de la contienda municipal.

Es curioso, pero en ese mismo año, otro personaje igual fue bajado de la competencia electoral municipal, pero éste fue en Xalapa y por el Partido del Trabajo: ¡El Paleta Chupada!

Les recuerdo: El Paleta Chupada es Rafael Hernández Villalpando, como él mismo se calificó recientemente.

En aquel 2007, las autoridades electorales le dieron bajín a su candidatura por la presidencia municipal de Xalapa, si mal recuerdo, por algo así como falsificación de datos en la planilla… pero de que lo bajaron, lo bajaron.

Hay que recordar que Paleta Chupada, en el 2000, fue desaforado cuando fungía como presidente municipal, cargo al que llegó por el entonces Convergencia por la Democracia. El delito que le imputaron: bigamia.

En el caso de Rafael Hernández Villalpando, podemos hablar que su regreso al Poder tardó más que Castelán Crivelli, ¡18 añotes! El asunto es que después de probarlo, se vuelve adictivo y más cuando se estuvo tanto tiempo en abstinencia.

Hoy, los reflectores están puestos en Miguel Ángel Yunes Márquez aun cuando ya se han bajado a otros candidatos y al por mayor… claro, ninguno tiene el peso de Chiquiyunes: ex alcalde de Boca del Río, ex diputado local, ex candidato a Gobernador y recientemente, bajado de la candidatura por ilegibilidad al no comprobar fehacientemente su domicilio en Veracruz.

Las circunstancias son netamente diferentes entre los tres involucrados en estas líneas… porque cuando bajaron a Castelán, ni ruido hizo; cuando bajaron a Paleta Chupada, ni quien lo extrañara; pero en el caso de Yunes Márquez, créalo que no se quedará callado. Posiblemente sí, entre a impugnar su asunto en las últimas instancias, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Lo cierto es que, compita o no en estas próximas elecciones, la pregunta que debe hacerse uno es: qué va a pasar con Chiquiyunes… o mejor dicho: cuál es el siguiente paso a dar, porque es seguro que ser bajado de la candidatura estaba dentro del presupuesto yunista… estaba más que cantado… porque si no es así, mal estaba la estrategia; si es lo contrario, posiblemente sin querer, Morena apuntaló la carrera de Miguel Ángel rumbo al 2024… será en los próximos días que el mismo Yunes Márquez nos dé la respuesta.

[email protected]

Lo último

Columnas