jueves, diciembre 2, 2021

Clemencia, pide Yunes

ALPIE0527

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

El 5 de diciembre de 2016, el periodista Carlos Loret publicóen EL UNIVERSAL una columna titulada “A Yunes le pidieron piedad”, en la que describía al primer gobernador de Veracruz surgido de la oposición (PAN-PRD) como “el más incisivo, feroz y eficaz investigador de su antecesor: contactó a los prestanombres de Javier Duarte, los amagó, se reunió en secreto con ellos incluso en el extranjero y los hizo confesar sus pecados…”

“Cuando yo me di cuenta que había debilidad en los cómplices, empecé a localizarlos uno a uno y empecé a sentarme con ellos”, explicó hace cinco años Miguel Ángel Yunes Linares al ahora acérrimo crítico del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El flamante mandatario panista le presumió su método a Loret: “Me di cuenta que tenían puntos sensibles y toqué esos puntos sensibles. Y llegó el momento en que se vieron en la necesidad de pedirme prácticamente piedad, a decirme: ‘sí devolvemos, pero por favor no me toque esto, no me toque lo otro’. No puntos ilegales, absolutamente, sino cuestiones de carácter personal, y me senté con ellos y empecé a recuperar bienes”. 

“Así, el gobernador entrante fue grabando confesiones y armando con ellas un expediente del que no sabemos qué tan alto salpica y con qué gravedad”, apuntó el columnista, quien recordó que en su toma de posesión Yunes “dejó una clara advertencia al gobierno federal cuando dijo que sigue investigando el tema de las maletas llenas de dinero durante la campaña presidencial”.

“Yo no dejo de acordarme que cuando la conversación nacional era si la PGR procedería contra Duarte, sí, pero contra Yunes también, y que al candidato electo lo arrestarían antes de que pudiera tomar posesión, el propio Yunes declaró que el 1 de diciembre, en su discurso de toma de protesta, haría revelaciones que cimbrarían al país”.

Pero la fecha llegó y “Yunes no empató la expectativa” que esperaba el grueso de la opinión pública, comentó decepcionado el columnista.

“Yo no sé si el mandatario tiene o no algo que satisfaga ese apetito, pero sí registro que desde que amagó con desatar tal terremoto, la conversación nacional cambió y ahora en lugar de tener que presentarse ante la PGR a declarar por su pasado, Yunes se presenta en Los Pinos para hablar del futuro, en Gobernación para que le refuercen la seguridad pública y en Hacienda para hablar de con cuánto dinero van a apoyar su gobierno para sacarlo de la crisis en la que lo dejó el prófugo Duarte. De que alguien se cimbró, se cimbró”, concluyó Loret.

Este jueves 27, otro columnista de El UNIVERSAL, Salvador García Soto, publicó que Yunes Linares, “con 68 años y con una enfermedad que se le ha complicado”, habría recurrido a “un político del sureste” –presuntamente el chiapaneco Manuel Velasco Coello, ex presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y actual coordinador de los senadores del PVEM– para que intercediera ante el Jefe del Ejecutivo Federal y le transmitiera el siguiente mensaje: “Que tenga clemencia y piedad. Que yo estoy enfermo, que si van contra mí yo puedo responder y dar la cara, pero que a mi familia la respete y no les haga daño”.

De acuerdo con la versión obtenida por el autor de la columna Serpientes y Escaleras, “la petición de clemencia fue transmitida a pie de juntillas por el político del sureste que aceptó fungir de mediador para Yunes, pero la respuesta que dicen que le dieron al mensajero en Palacio Nacional fue contundente: ‘Dígale que sólo se va a aplicar la ley y que, si él o sus hijos violaron la ley, tendrán que enfrentar las consecuencias y responder ante las autoridades correspondientes’”. 

De Yunes Linares no se ha vuelto a saber desde el 18 de abril pasado, cuando salió a responder públicamente a un comunicado emitido por la Fiscalía General de la República (FGR), en el que se informaba que desde finales de 2020 había recibido una denuncia contra el ex gobernador veracruzano, y que se encontraba a la espera de la información requerida al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) para que avance el procedimiento en su contra.

En dicho comunicado, la FGR indicaba que con la información que se proporcione se establecerán las presuntas responsabilidades que puedan derivarse de dicha investigación, por su gestión como titular del ISSSTE.

Yunes Linares se pronunció en contra de la acusación a través de sus redes sociales, negando obviamente que durante su gestión al frente del ISSSTE se hubieran cometido irregularidades.

“Toda mi gestión como Director General fue auditada tanto por los órganos internos de auditoría, como por la Auditoría Superior de la Federación dependiente de la Cámara de Diputados, y por la Secretaría de la Función Pública, sin que se advirtiera en la misma ninguna irregularidad”.

Advirtió, además, que ‘nunca fue requerido por ninguna autoridad’ por temas relativos a su administración. A esto le atribuyó que ‘siempre actuó’ con base en la Ley.

El ex gobernador de Veracruz relacionó las acusaciones a la época electoral, después de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) interpusiera la denuncia que precedió la investigación en su contra.

“Institución (UIF) que sacó del bote de la basura dos denuncias interpuestas hace varios años por dos conocidos pillos y respecto de las cuales la entonces Procuraduría General de la República se pronunció oportunamente determinando el no ejercicio de la acción penal, por la simple razón de que no hay ningún delito que perseguir”.

Y señaló que “no es casual” que la denuncia se hiciera durante la campaña electoral, ya que dos de sus hijos tienen una carrera en el sector público, por lo que advierte que es el inicio de una estrategia para lastimarlos.

“Es totalmente reprobable que órganos del Estado Mexicano se usen para perseguir a adversarios o para cobrar afrentas políticas, o –peor aún– para vaciar odios. Eso es propio de las dictaduras, no de las democracias”, afirmó Yunes Linares, quien agradeció la forma en la que la FGR anunció el procedimiento iniciado en su contra y se declaró a disposición de la institución.

Pero ayer, en los corrillos políticos del puerto de Veracruz, corría la versión de que presuntamente el ex gobernador  panista habría salido días antes hacia Miami en un jet privado.

MARCHA DOMINICAL

Representantes de diversas asociaciones de la sociedad civil de la capital veracruzana están convocando para este domingo 30 de mayo, a las 8:30 de la mañana, a la “Marcha por el Rescate de Xalapa”, la cual partirá del entronque de las avenidas Doctor Rafael Lucio y 20 de Noviembre.

No es una movilización convocada por partidos políticos, pero es indudable que los participantes no están dispuestos a votar  por el partido en el poder.

Habrá que ver qué tanto músculo muestran y si logran impactar y revertir las tendencias electorales, lo que cimbraría a Morena y sus candidatos a una semana de los comicios. 

Lo último

Columnas