domingo, diciembre 5, 2021

El desarrollo de la industria semillera permitirá la producción de alimentos de manera eficiente

Relacionados

Sociedad 3.0 /Agencias

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados llevó a cabo la conferencia “Empresarios de la Industria Semillera en México», impartida por Gilberto Aboites Manrique, quien señaló que el desarrollo de este rubro permitirá satisfacer la producción de alimentos de manera eficiente y socialmente más justa.

Aboites Manrique, director del Centro de Investigaciones Socioeconómicas (CISE) de la Universidad Autónoma de Coahuila, planteó que para promover el desarrollo de esa industria se debe modificar el marco normativo en materia de propiedad intelectual.

Consideró que, si bien los programas gubernamentales como “Más Agro” han impactado en un crecimiento de materiales mejorados para la agricultura y permitido el surgimiento de empresas semilleras mayoritariamente pequeñas, es necesario elevar la calidad de las semillas para satisfacer la producción de alimentos.

Expuso que el modelo agrario del maíz es bimodal, es decir, entre campesinos y empresarios, donde se ha impulsado la innovación desde el tratamiento de sus insumos orgánicos hasta su administración, al introducir el código de barras en las bolsas de semilla.

Resaltó que durante su estudio encontró que la producción empresarial se ha incrementado, al pasar de 78 a 241 empresas entre 2001 y 2015; sin embargo, el autoconsumo de maíz ha perdido relevancia entre la población campesina.

A su vez, Ricardo Martínez Rojas Rustrían, director de Estudios de Desarrollo Regional del CESOP, mencionó que la semilla mejorada ayuda mucho a la producción del maíz, pero se requiere diseñar una estrategia que aumente la capacidad de cultivo por hectárea. 

Recordó que al participar en la industria semillera, conoció las 36 razas de maíz como el teocintle, mítico del país, que es el encargado de alimentar a los mexicanos; de ahí la relevancia de la conferencia sobre la industria semillera en México.

Por su parte, Salvador Hernández Vélez, rector de la Universidad Autónoma de Coahuila, comentó que para esta conferencia fue fundamental la colaboración del CESOP. 

Explicó que la producción de la semilla de maíz es un tema de suma importancia dado su impacto en la industria alimentaria. “Tener información fidedigna contribuye a conocer con certeza los detalles de una actividad de la semilla, que es de los principales tres cereales que alimentan al mundo”.

Comentarios de especialistas

Marcela Amaro Rosales, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que el libro “Empresarios de la Industria Semillera en México”, de Gilberto Aboites Manrique, establece que la relación entre la inversión privada y los campesinos puede generar exitosos proyectos en el ámbito agrícola; además, invita a reflexionar sobre los modelos productivos, cómo afectarán las medidas del T-MEC y qué políticas públicas son necesarias para mejorar este rubro.

Rebeca de Gortari Rabiela, también del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, consideró como aspectos importantes, la historia de las empresas agrícolas del país, establecer empresas nacionales dedicadas a atender el mercado regional diversificado, el reto de la comercialización y la producción de las semillas mejoradas.   

Leobigildo Córdova Téllez, de la Universidad Autónoma de Chapingo, comentó que la industria de semillas inicia cuando el mejoramiento genético rinde frutos y al generar nuevas variedades se obtienen grandes beneficios para los usuarios.

La investigadora ‎de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) campus Iztapalapa, Alenka Guzmán Chávez, dijo que la crisis económica del país está asociada al declive de la agricultura, por lo que consideró necesario impulsar políticas públicas orientadas al desarrollo de este sector.

Con información de La Cámara de Diputados

Lo último

Columnas