sábado, diciembre 4, 2021

El Metro que no echará a andar Cinthya Lobato

Para quienes pensaron que se trató de una ocurrencia de la señora para llamar la atención en el arranque de su campaña, se equivocaron. El Metro de Xalapa va. Si falta agua, si la violencia ha puesto a la ciudad en el top ten de las más inseguras, si sus calles están cuarteadas, descuidados sus parques y jardines, deteriorados sus mercados, si faltan luminarias y mil cosas más, eso puede esperar. Lo que importa el glamour citadino.

Quienes creyeron que la candidata de Unidad Ciudadana a la alcaldía, Cinthya Lobato, ofrecería alternativas terrenales a los problemas más urgentes, se dieron de topes al ver que por encima de las necesidades de los xalapeños, está una obra que en estos momentos de crisis raya en lo grosero.

La primera vez que presentó su proyecto donde incluyó a Banderilla y Emiliano Zapata, dejó anonadados a todos, pero tras la pitorriza que le pusieron en las redes hubo quienes pensaron que hasta ahí había llegado su estrafalario delirio. Y no, nada de eso.

En su reunión (que no debate) con siete de los diez candidatos, Cinthya volvió a las andadas con un Metro elevado de 5.5 kilómetros, ocho estaciones (Bugambilias, SEV, Ánimas, Araucarias, Plaza Crystal, Jardines de Xalapa, Ferrocarriles Nacionales y Secretaría de Finanzas), con un costo aproximado de 3 mil 700 millones de pesos y un tiempo de 30 meses para su construcción.

Si la primera vez dijo que la obra sería financiada por el Fondo Metropolitano y Banobras, ahora embarró al Ayuntamiento, la Iniciativa Privada y al Fondo Nacional de Infraestructura.  

Y como al parecer su anhelo va más allá de solamente gobernar el municipio agregó: “Como es una propuesta metropolitana me pondré en contacto con los alcaldes que ganen en Emiliano Zapata y Banderilla, para poder ampliar el proyecto que beneficiaría a más de 600 mil habitantes que son los que comprenden estos tres municipios”.

A ver ¿necesita un Metro Xalapa? Claro que lo necesita, pero no ahora.

Sus necesidades son otras, las que enumeré al principio y como dos docenas más. Un Metro será un dolor de cabeza que no se concluirá en 30 meses. Y si de dolores de cabeza se trata Xalapa padece varios llamados migraña que conoce muy bien la señora, pero por lo visto a esos no les quiere entrar.

Alguien debería decirle que realizar una obra de esas no será coser y cantar, y creer que las dependencias que nombró le van a soltar el dinero como quien suelta confeti es un error.

Para empezar la tesorería del Ayuntamiento está más seca que un polvorón. Banobras en un banco, es decir, presta con interesas y sobre algo seguro. El Fondo Metropolitano no cuenta con dinero para financiar un Metro, mientras que el Fondo Nacional de Infraestructura necesitará el aval presidencial y AMLO jamás dirá “sale, va”.

En el caso de la IP, ningún empresario le entrará a una obra gubernamental sin que antes le garanticen que le van a pagar. Y en cuanto a los alcaldes de Banderilla y Emiliano Zapata, lo más seguro es que le den su apoyo… moral. Ninguno de los dos irá más allá. Además, toda obra que involucre a más de dos municipios debe contar con la venia y respaldo del gobierno estatal.

Por otra parte, quién será el ingeniero civil que la está asesorando porque el tipo anda bien perdido. Los 3 mil 700 millones de pesos del coste no van a alcanzar, se van a duplicar e incluso a triplicar conforme avancen los trabajos. Puede preguntar sobre esto a consorcios expertos en Metros.

Soñar es muy bonito pero lo que los xalapeños quieren ahora son propuestas serias y palpables.

¿Un Metro? Sí, cómo no, claro, quizá en quince o veinte años. Lo que urge hoy es un programa de reordenamiento vial.

Por los sensatos planteamientos que expuso en los medios como ciudadana, Cinthya Lobato había despertado grandes expectativas antes de que comenzaran las campañas. Pero algo pasó.

En una pena que con su capacidad e inteligencia pretenda burlarse de los xalapeños con una obra que sabe que no va a realizar, cuando lo que éstos desean es tener lo que tuvieron por generaciones: seguridad, paz, salud, educación y buenos servicios.

Nada más, no piden otra cosa, señora candidata. 

Elecciones 2021

REGRESAR A LA TRANQUILIDAD ES EL ANHELO. Este fin de semana el candidato de la coalición Veracruz Va a la presidencia municipal de Xalapa, David Velasco Chadraui, fue recibido por los pobladores de la colonia Casa Blanca y la congregación El Castillo donde escuchó la demanda más sentida de la población: Seguridad. David atendió las quejas de madres afligidas y hombres y mujeres preocupados por los altos índices de inseguridad que se registran en Xalapa. El candidato les contestó que al llegar al gobierno municipal regresará la tranquilidad al municipio, “porque no podemos generar inversiones, promover el desarrollo y traer bienestar si no tenemos una ciudad en paz”. Añadió que en su plan de trabajo contempla no sólo más policías, sino mejores condiciones laborales y mejores herramientas tecnológicas. “Esto que he planteado es muy importante, pero también hay que recordar que la prevención de la incidencia delictivas es relevante. Para ello, tenemos que fortalecer la educación, los valores y los principios, rescatar espacios públicos, incentivar a los jóvenes al deporte, porque ya saben ustedes lo que viene después del ocio”. Al recibir el respaldo de la agrupación Vía Veracruzana, Velasco Chadraui dijo que sin empleo, sin obra pública, con un bloqueo permanente a las obras privadas, con una creciente inseguridad, Xalapa ya no soportará otra administración ineficiente. “Xalapa va en picada y en muchas colonias la gente ya no tiene qué comer; en todos mis recorridos la gente me dice que está peor que antes, que vamos para atrás y nuestra ciudad necesita algo mejor. Por eso estoy aquí, porque estoy convencido de que puedo aportar mi experiencia”. En las congregaciones de Chiltoyac y El Tronconal dijo que el nuevo gobierno que encabezará recuperará la dignidad de los hombres y mujeres de la zona rural. “En las congregaciones de Xalapa implementaremos el más ambicioso programa de obra pública de que se tenga memoria y respaldaremos las actividades productivas que tanto benefician a la capital” Además, prometió que nunca más habrá en ciudadanos de primera o de segunda. AMÉRICO Y LOS MAESTROS. Este sábado Américo Zúñiga Martínez, aspirante a la diputación federal por Xalapa Urbano, sostuvo una interesante y emotiva reunión con los maestros a los que dijo que como hijo de maestros que es, el Día del Maestro es muy significativo para su persona, “porque me inculcaron siempre el respeto y admiración por la vocación de ser maestro, y no es para menos, en sus manos está forjar el futuro de Xalapa, de Veracruz y de México”. Añadió que como diputado federal será un aliado del gremio magisterial “y no habré de apoyar ninguna reforma al Artículo 123 en su apartado B para comprometer el cálculo de las pensiones y jubilaciones de los maestros al servicio del estado, federales y estatales, que vaya en detrimento de que ese cálculo sea en salarios mínimos como debe de ser”. Agregó que defenderá con ellos las Unidades de Medida y Actualización (UMAS) que sean para lo que se crearon, infracciones y multas, pero no para afectar a la gente que durante tantos años le ha dado todo el esfuerzo, todo el tiempo, todo su corazón al servicio a los demás. “No habremos de permitir que las UMAS se utilicen como base en el cálculo de jubilaciones y pensiones en detrimento de trabajador alguno; eso es anticonstitucional, eso va en contra del 14 y del 16 de nuestra Carta Magna”. Añadió que como secretario del Trabajo que fue por cinco años “entiendo su lucha, comprendo con claridad y nitidez cómo este gremio debe de seguir avanzando para tener unas mejores condiciones laborales y un aumento salarial justo, con las herramientas necesarias, con certidumbre y garantías para el noble trabajo que desempeñan”. Contundente y comprometido, Zúñiga Martínez dijo que como diputado federal no se irá a esconder a la Ciudad de México, “porque luego es penoso que pregunten cómo se llama el diputado federal de Xalapa y mucha gente ni siquiera sabe cómo se llama. Yo seguiré caminando las colonias para atender sus necesidades y hacer las gestiones pertinentes”.

[email protected]

Lo último

Columnas