jueves, diciembre 2, 2021

Haya sido como haya sido

Relacionados

Tratar de adivinar el pensamiento ajeno es un intento con pesada carga de subjetivismo y acentuado riesgo de equivocar el diagnóstico, sin embargo, priva la idea del placer que produciría un triunfo electoral de Morena en el pináculo del poder mexicano, después de un proceso convertido ya en auténtico referéndum respecto de la gestión pública. Todo, pese al “cochinero” en que se está convirtiendo la pugna electoral, incluyendo la abierta e irregular intromisión del presidente en el decurso de la competencia comicial, plena ya de violaciones a la Ley de la materia, y de descalificaciones al árbitro de este desencuentro cívico-político. Y para concluir en la hipótesis agorera, nos imaginaríamos la expresión pronunciada desde lo alto del zócalo capitalino, con un sentimiento diametralmente opuesto al de 2006, cuando escuchó aquella terrible frase: ¡ganamos! “haiga sido, como haiga sido”, en sutil paráfrasis de la expresión melódica “amor con amor se paga”. ¿Se cumplirá en los hechos este imaginado escenario? O, en cambio, ¿escucharemos con rayos y centellas las protestas sobre un imaginado fraude electoral? Poco vivirá quien no lo sepa.

Lo último

Columnas