lunes, noviembre 29, 2021

La implacable lucha por el poder

Relacionados

“El poder no se mendiga, se arrebata con las armas en la mano”, decía una consigna muy difundida entre la grey estudiantil de izquierda durante la década de los sesenta del siglo pasado; la euforia la alimentaba los Movimientos de Liberación Nacional en algunos países del llamado Tercer Mundo, y la Revolución Cubana, por supuesto. La referencia es solo por asociación de ideas que inspira la estrategia implementada actualmente para doblegar al adversario electoral. La política de defensa a ultranza por conservar el poder es diáfanamente notable en los casos del desafuero del gobernador de Tamaulipas, la difusión de cuentas bancarias a nombre de la hija de Manlio Fabio Beltrones en Andorra, el encarcelamiento del ex senador Lavalle, las investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera colgadas como espada de Damocles sobre destacados actores políticos de la oposición. Esa estrategia es emulada en la aldea jarocha: los encarcelamientos de Rogelio Franco, de Gregorio Gómez y Nicolás Ruiz, la denuncia contra Miguel Ángel Yunes Márquez por lavado de dinero y evasión fiscal, el “convencimiento” a Renato Tronco para retirar su candidatura en Las Choapas, etc. Dicen en el llano: “el poder es el poder”.

Lo último

Columnas