lunes, noviembre 29, 2021

¡Lás-tiiii-maaaa, Migueliiitooooo!

ColumnaSinNombre
@pablojair


+ Reaparece Cascarita y habló con Miguel Chiquito.
+ Piden retiro de propaganda y que nombre borrado de boleta.
+ Y si no se puede Veracruz, será por Medellín o Soledad de Doblado.

¡Chale, que se le metieron a robar al «policía» del IPAX!
–Chopenjawer

La caída de Miguel Angel Yunes Márquez ya estaba «cantada» desde el 14 de febrero pasado, cuando apenas con 9 votos «ganó» la elección interna para imponerse como candidato del PAN a la alcaldía de Veracruz.

En ese entonces, junto con su equipo de precampaña, tuvo que implementar la estrategia del miedo con grupos de choque y ofrecer chamba en el ayuntamiento que preside su hermano Fernando para arrebatar el triunfo que ya casi tenía en la bolsa el diputado local Bingen Rementería, quien finalmente regresó a su curul sin hacerla de tos.

Cuentan algunos de sus allegados que cada militante, aparte de la promesa de chamba en el municipio porteño, recibió 50 mil pesos por su voto.

El despilfarro de dinero –presuntamente proveniente del erario público– fue brutal. Aun así, obtuvo una diferencia a favor de apenas 9 votos.

Dirán misa sus escribanos oficiosos del Whatsapp, pero para ser líder del bastión panista más importante del estado (y uno de los más grandes del país), Miguelito obtuvo un triunfo vergonzoso.

A poco más de tres meses de la tan accidentada y pírrica «victoria», todavía Miguel lanzó su espada en prenda y, como buen pendenciero, arremetió contra el Gobierno del Estado y contra los magistrados del Tribunal Electoral de Veracruz por «tumbarle» la candidatura a la alcaldía porteña. A los togados no los bajó de corruptos.

Sin embargo, lo que el ahora ex candidato no supo medir al expresar su berrinche en las redes sociales, es que lo hizo incitando a la población a la violencia.

Miguel Jr. muchas veces se ha ufanado de ser respetuoso de las leyes y de las instituciones, pero este martes, al no concedérsele el capricho, buscaba presionar de manera anticipada a los magistrados para que se retractaran y se echaran atrás en lo inevitable: el retiro de su candidatura.

En este sentido, Yunes Márquez lo que estaba pidiendo abiertamente era que se violara la ley electoral, la cual establece que para ser candidato de un municipio se debe comprobar residencia mínima de tres años.

Es público que Miguel, tras su derrota electoral en el 2018, se autoexilió por mucho tiempo en París, Francia, para llorar su desgracia electoral. «Fue a estudiar una maestría», dijeron en su momento sus biógrafos autorizados.

Su último domicilio oficial lo registró en Boca del Río, en donde fue alcalde en dos ocasiones.

Sin embargo, para Miguel y sus seguidores, la estrategia ahora consiste en provocar violencia. Su discurso del miedo, de la victimización, además de provocativo, raya en la soberbia y en la irresponsabilidad.

Busca a toda costa aplicar la misma dosis que el pasado 14 de febrero en las internas del PAN: provocar terror en la población para arrebatar lo que por ley no es suyo.

Lo que siembras, cosechas, dice el conocido refrán. Pero Miguel debería recordar que, en su caso, si siembra vientos, cosechará tempestades.

Y si no lo cree, que le pregunte a su papá. Siempre es bueno escuchar a los viejos y sus experiencias, sobre todo en tiempos de derrota.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: En momentos de crisis, un padre siempre consolará a sus hijos, les muestra su apoyo moral… Y es que en estos tiempos electorales fue notable su ausencia. En la zona conurbada dicen que en los últimos días, al mayorcito de su prole se le notaba distraído, falto de espíritu, sin gurú político, pero fue a causa de sus propias decisiones: pidió encarecidamente a su papá que no interviniera en la nueva misión; que se abriera, y seguramente como padre comprensivo, entendió que lo mejor era exiliarse… Anoche luego de la nueva debacle, el progenitor cariñoso (pese a los problemas familiares que los han distanciado) se comunicó vía telefónica con su vástago para animarlo, pero la respuesta fue muy cruel: «Ora sí nos rompiste la madre»… Y es que el hijo culpa al padre de sus errores, de no gobernarse, no medir las palabras; en pocas palabras, según el vástago, la culpa es de quien le dio la vida y le forjó la carrera política… Fucking life tan ingrata.

OTRA NOTA: Este martes, derivado de las inconsistencias en el registro como candidato a la alcaldía de Veracruz, el Tribunal Electoral de Veracruz dictaminó en la sentencia del RAP/24 la inelegibilidad de Miguel Ángel Yunes Márquez como candidato a la Presidencia Municipal de Veracruz, razón por la cual la representación de MORENA ante los órganos electorales ante el OPLEV e INE, en manos de David Agustín Jiménez Rojas y Gabriel Onésimo Zúñiga Obando, solicitaron el retiro inmediato de toda la propaganda de Yunes Márquez, así como la intervención de la oficialía electoral para que certifique lo anterior. Así también, según los “morenos” deberá ser retirado su nombre e imagen de las boletas electorales para evitar la confusión del electorado por ser un candidato extinto.

LA ÚLTIMA PORQUE VAMOS A VER AL PADRINITO: Dicen en Boca del Río que si de plano no logra «Miguel Chiquito» hacerse del millonario presupuesto de Veracruz, en una de esas se lanza para próximas elecciones como alcalde de Medellín de Bravo, donde seguramente ya tendrá nueva residencia ahí en El Copital; o si no se irá por el Ayuntamiento de Soledad de Doblado, donde construirá un «Foro Choleño» para armar una tocada con Fito Páez. Todo se puede en esta vida, shingau, mientras sea la ambición sea por vivir del presupuesto.

Lo último

Columnas