viernes, noviembre 26, 2021

Nacionalizar las Afores para salvar al gobierno

De razones y pasiones

Rafael Pérez Cárdenas

​¿Nacionalizar las Afores? ¿Es en serio? Un gobierno quebrado y sin recursos para alimentar tres elefantes blancos -Dos Bocas, Santa Lucía y Tren Maya- pretende hoy robarse el dinero de los trabajadores para entregarlo al capricho y el libre albedrío del presidente. Lo que tanto se temió está a la vista: la entrega del patrimonio al presidente imperial por la vía de la nacionalización.

El 30 de abril pasado, el diputado federal de Morena, Edelmiro Santiago Santos Díaz, dirigió una carta a su compañero de partido y presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados (Jucopo), Ignacio Mier Velasco, en el que anunció que presentará una reforma para ¡nacionalizar las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore), con el objetivo de “consolidar el gobierno de la Cuarta Transformación de la vida pública en México”!

Esta vez, en su afán por agradar al Presidente, el ínclito legislador fue mucho más allá de su propuesta original de que fuera el banco del Bienestar el encargado de administrar los recursos que hoy se encuentran en las Afores. Pero como eso obligaría al gobierno a seguir pagando pensiones, entonces para qué andar con medias tintas: la nacionalización de los ahorros.

La propuesta de Morena -aunque acusarán que se trató de una ocurrencia a título personal- no deja lugar a dudas. “Por medio de la presente hago de su conocimiento que voy a preparar una reforma fiscal que tiene como propuesta nacionalizar las Afores de todos los trabajadores de México, que son más de 30 millones y que los fondos puedan transferirse a BANSEFI (Banco del Bienestar). Hablamos de fondos con cantidades superiores a cuatro billones de pesos”.

En su delirio, el diputado Santos Díaz tampoco disimula el propósito de su delirante iniciativa: los recursos se utilizarán para financiar el desarrollo del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, así como los apoyos para los adultos mayores y las becas de Jóvenes Construyendo el Futuro. 

Es decir, el dinero de los ahorros de millones de mexicanos terminará financiando las obsesiones personales del presidente. “Solicito su apoyo porque no podemos dejar pasar más tiempo, los grandes proyectos de esta administración lo requieren”, escribió al coordinador de su grupo parlamentario y presidente de la Jucopo.

El 22 de abril del año pasado, con el título “Afores: López Portillo está de regreso” publiqué en este mismo espacio lo siguiente:

“La propuesta legislativa del diputado federal de Morena, Edelmiro Santiago Santos Díaz, para que el Banco del Bienestar administre los recursos que hoy se encuentran en las Administradoras de Fondos para el Retiro no es más que un temerario brinco al pasado. La expropiación de las Afores sólo sería comparable a la nacionalización de la banca que hizo López Portillo en 1982, en medio de la peor crisis económica del país.”

“El control de los fondos de ahorro para el retiro pasaría a ser una responsabilidad del Estado, con lo que se eliminarían las 10 Afores que existen en el país para que los recursos sean administrados por el gobierno. De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), hasta marzo pasado, las afores administraban 3.91 billones de pesos de los ahorros de los trabajadores. Hoy representan ya el 14% del Producto Interno Bruto. Muy apetecible para un gobierno en crisis.”

“La iniciativa –de la que Morena no se ha deslindado públicamente- llega en un momento en que el gobierno se ha quedado sin dinero, el petróleo está en el suelo, las reservas financieras se esfumaron y la fuga de capitales está en niveles históricos”. La propuesta pretende salir de la congeladora, sino como estrategia económica, sí como distractor en medio de la crisis política que vive el presidente y su partido.

“Además, en medio de su ambición e ignorancia, quienes proponen la expropiación de las Afores no se han dado cuenta que estarían “robándose” una bomba de tiempo. El próximo año se jubilará la primera generación del SAR –algo así como 80 mil trabajadores-, de los cuáles la mayoría no recibirá pensión completa por no haber alcanzado las mil 250 semanas de aportaciones al IMSS, lo que generará un predecible malestar social.”

Sin duda, merecen respeto quienes por convicción aceptarían renunciar a sus ahorros de toda la vida para que un gobierno incapaz y corrupto los malgaste en alimentar a los elefantes blancos nacidos de la obstinación presidencial.

Los mexicanos que quieran vivir de lo que ahorraron con sus aportaciones y gozar de la pensión que obtuvieron con base a su trabajo -que nadie les regaló-, ya saben qué hacer el próximo 6 de junio.

La del estribo…1. La intensa lluvia de ayer desnudó una vez más al gobierno municipal de Hipólito Rodríguez y el abandono de las tareas de saneamiento y drenaje pluvial. Una vez más Xalapa quedó bajo el agua, consecuencia de la ineptitud e indolencia del Ayuntamiento y el gobierno del estado que promete “una solución definitiva”, aunque no tengan idea cuál será.2. Hoy habrá debate de candidatos a la Presidencia Municipal de Xalapa organizado por Al Calor Político. Han confirmado todos menos Ricardo Ahued, quien decidió evadir la metralla del acarreo dominical y la desastrosa administración municipal que ayer lo obligó a meterse al agua. 

Lo último

Columnas