lunes, noviembre 29, 2021

Odios milenarios…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]

El ancestral pleito entre parientes salta de nueva cuenta a los titulares de los diarios de medio mundo como noticia de primera plana.  Los palestinos bombardean Jerusalén y Netanyahu, necesitado de unir a todos los israelitas -cuestión de elecciones ¡ya sabrán! mis tres amables lectores- declaró que ya cruzaron la línea roja y advirtió que responderá con fuerza…

Noé, aquel del transporte de contenedores llamado Arca, donde reunió por parejas a todos los animalitos con el cuento aquél del Diluvio; que aquí entre nos, se lo fusilaron de Babilonia sin pagar derechos de autor…

Tuvo como primogénito a Sam; y de ese tronco vienen los semitas.  Según el cuento, endogamia o no endogamia, todos venimos de Noé.  Y desde antes, de Adán y Eva.  Aunque la ciencia diga que eso no es posible…

Por cierto que entre los animales la endogamia resulta en mejores crías; lo que no sucede entre los humanos.  Hay dinastías, como los Habsburgo, que se han extinguido por procrear entre individuos de la misma familia…

Como tampoco se ve posible, regresando con el tema, que árabes e israelíes, casi consanguíneos, dejen algún día de pelear.  Pues mucho antes de que los judíos intentaran derrocar al rey Herodes, y todo porque era idumeo, es decir, árabe ¡y era su rey!…

El antagonismo entre ellos viene desde que don Jehová los ayudó derribando las murallas de Jericó para que su Pueblo Escogido hiciera de las suyas asesinando a los hombres y a los niños y violando a las mujeres…

Que se recrudeció a raíz de la Segunda Gran Guerra, cuando a los ganadores se les hizo bueno quitarles sus tierras a los palestinos -nombre que los romanos le pusieron a los habitantes de las tierras de Canaán- y sin más trámite se las entregaron a los judíos…

Paradójicamente a Jerusalén, donde conviven tres religiones importantes, el judaísmo, el catolicismo y el mahometanismo; se le llama Tierra Santa y es una de las naciones que posee armas nucleares…

No obstante, como los bombardeos a la Tierra Santa por parte de Hamas, son de tanto en tanto los palestinos puedan armar sus simbólicos cohetotes, que afortunadamente rara vez han cobrado vidas… 

Las represalias israelíes hay quien las consideran como campo de entrenamiento a sus pilotos de guerra, pues ellos sí dejan caer bombas y metralla en serio, ocasionando muertes de civiles y de niños…

Y todo esto, ante las narices de la ONU, a la que no le hacen caso a pesar de la Resolución 242 del Consejo de Seguridad, aprobada por unanimidad el 22 de noviembre de 1967 determina la convivencia pacífica y la devolución de las tierras ocupadas durante La Guerra de los Seis días.

Y mientras eso ocurre allá en Medio Oriente, aquí de nueva cuenta, pasando el 10 de mayo ¡claro! pagaremos las consecuencias de una Semana $anta licenciosa; pues ya nos advierten que de la India viene un Bicho todavía peor contra el que no hay vacunas.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas