miércoles, diciembre 1, 2021

Oposición presiona al partido del Gobierno

Prosa aprisa

Arturo Reyes Isidoro

“¡Claro que sí, claro que sí!”, dijo el martes el presidente Andrés Manuel López Obrador que está “metiendo la mano” en las elecciones de Nuevo León.

El motivo es muy claro: su candidata a la gubernatura, la candidata de Morena, Clara Luz Flores, expriista, cayó estrepitosamente desde abril pasado al tercer lugar, muy lejos ya de los punteros Samuel García, de Movimiento Ciudadano, y Adrián de la Garza, de la alianza PRI-PRD.

En marzo, Samuel tenía apenas el 8% de la preferencia ciudadana y para abril brincó a 32%, arriba de Adrián que lo seguía con 27%. Clara Luz, que punteaba en marzo con 33%, se derrumbó a 16% con toda y su alianza con sus partidos satélites PT-PVEM y Nueva Alianza.

A unos cuantos días de las elecciones, la morenista ya no repunta y los otros se mantienen arriba disputándose el lugar de honor. Entonces intervino el gobierno iniciando la FGR dizque una “investigación” contra los dos punteros, avalada públicamente por López Obrador. Por la fuerza los quieren sacar de la contienda.

Este patrón persecutorio contra la oposición se está replicando en todo el país y Veracruz no es la excepción. Y es que contra lo que festinan de sus marchas de miles, lo cierto es que Morena va en caída libre a medida que se acerca el 6 de junio y la oposición va cuesta arriba. 

El columnista tuvo acceso a la encuesta interna del CEN del PAN del 8 de mayo (la actualizan cada tres días) y tiene el reporte completo del Estudio Nacional de Opinión Pública del mes de mayo de la empresa MÉXICOelige y ambas prácticamente coinciden. Morena ya no va a arrasar como en 2018 y para las joyas de la corona de las elecciones, las diputaciones federales y, en el caso de Veracruz, locales, está parejo con la alianza opositora PAN-PRI-PRD.

En la medición interna panista, en el caso del Estado, para las diputaciones locales y las alcaldías, Morena registra 28.3% y sus aliados el PVEM 2.6% y el PT 2.2%, para un total de 33.1%. El PAN tiene 22%, el PRI 8.6% y el PRD 3.1%, para un total de 33.7%. En principio, el partido del gobierno ya no alcanzaría la mayoría calificada en el Congreso local. 

Cómo va el resto: MC con 5.4%, Podemos lleva 5.2%, TPV 2.7%, PES 2.4%, UC 2.2%, FXM 2.1% y RSP 2%. No hay registro del Cardenista. De acuerdo a mi fuente, en la encuesta del martes se mantenían casi los mismos porcentajes.

Es un hecho indudable que la mayoría de las alcaldías las va a ganar la oposición.

Pero lo que verdaderamente importa a los gobiernos federal y estatal es mantener el control en ambos congresos, porque si la oposición alcanza mayoría entonces no solo habrá un equilibrio legislativo sino también un contrapeso a las decisiones presidenciales y del gobernador. Habrá un freno a que continúen decidiendo a su arbitrio.

Con esos porcentajes, Morena ya no alcanzaría la mayoría calificada (34 votos) y la oposición ya casi tendría la mayoría simple (la mitad más uno de los diputados presentes en una sesión).

Eso explica por qué los candidatos a diputados locales se están colgando de la imagen del candidato a alcalde Ricardo Ahued, el único que les podría allegar algunos votos, porque están abajo en las encuestas, y eso explica por qué la amenaza a los burócratas para que salgan a hacer campaña a favor de los candidatos morenistas.

Por cuanto hace al Estudio Nacional de Opinión Pública de MÉXICOelige, sobre el presidente, 49.5% opina que permanezca y 47.3 que renuncie. En el caso de Veracruz, tiene una aprobación de 60.8%, porque cayó 2.4% con respecto al mes anterior. Por lo que hace al gobernador Cuitláhuac García, bajó del lugar 12 al 16 y mantiene un porcentaje de 49.1%.

Sobre los diputados federales casi están parejos: Morena tiene un porcentaje de 40.9% (cayó 3.6% con respecto al mes anterior), el PAN 25% (subió 2.1%) y el PRI 13.1% (subió 2.2%), sumando ambos 38.1%, por lo que ya casi están en empate técnico y Morena ya no alcanzaría la mayoría calificada.

Sobre la aprobación del manejo de crisis por el Covid-19, el gobernador Cuitláhuac García está en el lugar 28 de 32, con una aprobación de 55.7%, esto es, sale reprobado (tuvo una disminución de 1.3%).

Y sobre las 15 gubernaturas en juego, de 12 en las que Morena punteaba al inicio de año, ha caído en 8: Baja California, Baja California Sur, Colima, Chihuahua, Michoacán, Nayarit, Guerrero (11 puntos menos) y Campeche (15 puntos menos), según la mayoría de las encuestas. 

Eso explicaría –eso creo– la desesperación de los gobiernos federal y estatal (en el caso de Veracruz) y por eso han metido candidatos a la cárcel y persiguen a muchos opositores. Por eso también sus acarreos y sus marchas infladas por la fuerza.

Los 24 días que faltan para ir a las urnas serán intensos. No se duda que van a intentar proceder contra candidatos opositores en todo el país y que el presidente va a seguir metiendo las manos en el proceso electoral. Una cosa está ya muy clara: perdió buena parte del capital político que obtuvo en 2018.

Dos mujeres en la contienda

Son dos las candidatas a presidentas municipales que participan en Xalapa, ambas valiosas, sin duda alguna: Cinthya Lobato Calderón, de Unidad Ciudadana (UC), bastante conocida por la trayectoria política que ha tenido, y otra que era prácticamente desconocida: Itzel Jurado Ortiz, del partido Redes Sociales Progresistas (RSP).

Cinthya ha tenido buena presencia mediática por las propuestas que ha estado haciendo. Posee experiencia. Tiene doble tarea: aparte de intentar ganar la alcaldía también enfrenta un gran reto: que su partido obtenga el suficiente número de votos para conservar el registro, labor en la que se apoya en el secretario general de UC, Francisco Hernández Toriz, quien se ha movilizado por todo el Estado, aunque sin hacer mucho ruido.

La exdiputada local ha sido siempre una mujer de retos, de tal forma que nada la arredra. Aparte de sus valiosas propuestas, me gusta su actitud respetuosa, amistosa hacia los demás contendientes y qué bueno que no se pierde en politiquería. 

A Itzel la conocí en persona y la traté apenas en días pasados. Debo decir que me causó la mejor impresión y que apunta a ser una actora política rescatable para lo que viene en 2024.

No tiene mayor experiencia política puesto que hasta ahora se había dedicado solo a su especialidad: la de abogada litigante. Pero aprende rápido. Y le sobra entrega y decisión. Está bastante preparada, aborda cualquier tema como mucha solvencia y se conduce con la mayor sencillez, sin hacer alarde de nada.

Ni siquiera presume ser nieta del reconocido muralista y fotógrafo mexicano Carlos Jurado, el creador de la licenciatura en Fotografía de la Universidad Veracruzana (UV), casa de estudios en la que ocupó diversos cargos de dirección, e hija de otra institución, Carmen Ortiz Dorantes, muchos años directora de los Talleres Libres de Arte en la UV, académica especializada en diseño gráfico. 

Itzel tiene también un currículum académico significativo. Entre otras cosas es pionera, promotora y agente activo de la justicia alternativa y de la cultura de la paz y fuefundadora del primer Centro Privado de Justicia Alternativa en Veracruz acreditado por el Poder Judicial.

Mi impresión es que su partido la ha dejado sola, pero ella ha asumido muy en serio su candidatura. Ya habrá ocasión para evaluar su trabajo al final de la contienda.

Vacunas, rápida reacción

Se vio bien ayer el delegado federal de Bienestar, Manuel Huerta, al reaccionar de inmediato y designar nuevas sedes de vacunación luego de que la tormenta que cayó sobre Xalapa dañó las que se tenían en La Lagunilla y en la congregación El Castillo. Se pasaron para la Escuela Normal Veracruzana y el Salón Ejidal, este último en la misma congregación, respectivamente.

Hago votos por la buena salud del senador Ahued

Vi anoche la imagen en la que el senador con licencia y candidato a la alcaldía de Xalapa, Ricardo Ahued, se cayó accidentalmente al supervisar la inundación en una vivienda. Desde este espacio hago votos por su salud, porque no se haya lastimado y no vaya a sufrir alguna consecuencia.

Lo último

Columnas