domingo, diciembre 5, 2021

Rosa García Alarcón, alcaldesa de Acatlán, un “homicidio”, una fuga y una cuñada como candidata de Morena para sustituirla

Un asunto grave se está corriendo de voz en voz en el municipio de Acatlán, Veracruz. Por indiscreciones del personal de la comandancia, el pueblo se está enterando de los implicados en la muerte de una persona, ocurrida el día 16 de septiembre de 2020; se menciona que los responsables son de Acatlán, y que están relacionados con la presidencia. De acuerdo con los reportes periodísticos el día 16 de septiembre de 2020 un hombre fue arrollado por un auto cuando intentaba cruzar la carretera en el crucero de La Martinica en Banderilla; el hombre falleció en el lugar. Los reportes indican que el responsable se dio a la fuga, y hasta el momento no se ha investigado el caso por parte de la Fiscalía. Informes que hicieran llegar a esta redacción señalan que ese mismo día Rosa García Alarcón, alcaldesa de Acatlán del partido Morena, a cierta hora de la madrugada y camino a una comisión a la Ciudad de México, viajaba acompañada de su esposo Juan Carlos Rivera Rendon, dueño de la empresa Rico Maíz. De manera accidental su chofer golpeó a esa persona, la cual falleció. Los informes señalan que por órdenes de Rosa García y Juan Carlos el chofer no detuvo la marcha, antes bien le pidieron acelerar para alejarse del lugar. Con lo que no contaba esa pareja es que días después, al interior del palacio municipal, personal de la misma comandancia comentaba lo sucedido como si fuera una hazaña. Enfatizaban que por órdenes la alcaldesa y su esposo habían podido darse a la fuga. Hoy esta alcaldesa y su esposo pretende poner en la presidencia municipal a Sandra Gisela Rivera Rendón. Ella es la hermana de Juan Carlos Rivera Rendón, esposo de Rosa García Alarcón, alcaldesa de Acatlán, Veracruz. En el caso de que se iniciara una investigación al respecto, Rosa García no estaría preocupada, pues sabe que está bien parada con el secretario de Gobierno, Éric Cisneros y con la edecán de éste, Veronica Hernández Giadáns, fiscal espuria de Veracruz. 

Las inundaciones en Xalapa desnudan a una administración municipal deficiente, pero también a una ciudadanía negligente

¿No le llama a usted la atención que cada año, muchos de los lugares que se inundan siguen siendo los mismos? Las fuertes tormentas que azotan Xalapa, Veracruz, así como las inundaciones que se provocan, desnudan las deficiencias de una administración municipal, pero también la negligencia de la gente. En redes sociales se comprende que muchas personas que ven inundadas sus casas, así como sus pertenencias, se molesten y hasta le mienten la madre al inepto de Hipólito Rodriguez; se entiende. Pero a veces son las mismas personas que sufrieron inundaciones el año pasado, y el año pasado también le mentaron la madre a Hipólito Rodríguez. Pero nada de esos solucionó su problema. Si uno vive en una calle que constantemente se inunda porque los trabajadores del municipio no desazolvan las coladeras ni los drenajes, ¿por qué no crear brigadas de vecinos para hacerlo? Cierto, pagamos impuestos y esperamos que el municipio haga ese trabajo, pero el caso es que cada año que pasa no lo hace y no lo hace; y cada año que pase sufriremos las mismas inundaciones. Duele reconocer nuestra propia negligencia, nuestro propio descuido. No somos previsores, seguimos dejando la basura en las esquinas a pesar de que sabemos que esa basura tapará las coladeras y drenajes; seguimos esperando que el ayuntamiento quite la basura de las coladeras, cuando nosotros, para evitar la inundación, podemos hacerlo antes de que la tormenta se presente. Si ya sabemos que Hipólito Rodríguez es inepto y negligente, para qué esperar a que él nos solucione los problemas. Mejor solucionarlos entre nosotros mismos. 

Cuitláhuac García, en 2018 dijo que iba a solucionar lo de las inundaciones; ¿ya lo hizo? Tres años después vuelve a prometer otra solución 

Ya era gobernador electo Cuitláhuac García y como buen ingeniero, en octubre de 2018, ya traía una solución para el problema de las inundaciones en diversas ciudades del estado de Veracruz. El ingeniero García Jiménez daba la solución: “Vamos a buscar todo un diagnóstico de todas las vertientes de los ríos que estén taponeadas, que requieran alguna obra para evitar en un futuro este tipo de casos”. ¿Ya desazolvó los ríos el gobernador Cuitláhuac García como bien prometiera? No lo ha hecho, sin embargo, verbilocuente como es sigue dando soluciones a los problemas de ingeniería hidráulica de la que ha de ser un experto: “Apresuraremos los trabajos para lograr remediar esta situación de manera definitiva, pues lluvia tras lluvia los colonos la vienen padeciendo cada año. La construcción del colector División del Norte está en marcha y será parte importante en esta solución”. Se le olvida al gobernador que ya tiene casi 3 años gobernando a los veracruzanos y las soluciones que propuso antes de tomar el cargo ni siquiera se ha preocupado de ponerlas en práctica. Ahora, ante las inundaciones de la ciudad de Xalapa, habla porque algo tiene que decir, pero la realidad es que Cuitláhuac García no soluciona nada. Haría bien en dejar en claro eso, que no tiene pensado solucionar el problema para que los ciudadanos le busquen por otro lado. No que confiados en que el gobernador les va a solucionar la vida, muchos se quedan mirando al cielo, a ver si además de agua, les llueven las soluciones.

Armando Ortiz ​​​Twitter: @aortiz52 ​​​@lbajopalabra

Lo último

Columnas