sábado, diciembre 4, 2021

Zenzayen terminó en el Cuartel de San José

De razones y pasiones

Rafael Pérez Cárdenas

​De no haber sido por la rápida y efectiva movilización del magisterio en varias regiones del estado –algunos incluso ya preparaban caravanas a la ciudad de Xalapa-, los profesores detenidos la noche del lunes durante la toma de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) seguirían en la cárcel, tal vez acusados de la socorrida figura de ultrajes a la autoridad.

La aparición del Secretario Zenyazen Escobar para pedir su liberación no fue más que un acto de propaganda y el colofón de una serie de desaciertos y violaciones del gobierno estatal a los derechos del magisterio adscrito a la SDTEV. 

¿Cuál fue el delito por el que los detuvieron? ¿Alguien retiró los cargos? ¿El secretario fue personalmente a pagar alguna fianza? Si no lo hizo, ¿qué autoridad tiene para determinar la liberación de los maestros, aún cuando estos hayan sido ilegalmente retenidos? Si no tuvo empacho en perder horas de la madrugada para ir a sacarlos del cuartel de policía, ¿no era más fácil haberlos recibido en su oficina?

Para justificar el desalojo, el secretario de Educación tuvo que recurrir a una serie mentiras. La primera, es que dijo que en la SEV hay política de puertas abiertas. 

El tema es que no todas las puertas están abiertas. Según él, ante la manifestación de maestros del SDTEV se les dijo que serían atendidos por la Oficial Mayor, sin embargo, ellos se negaron. “Yo estaba viendo el tema de los cambios de convocatoria con la sección 32, les dije que los podría atender otro día, porque ayer era imposible, y está la Oficial Mayor para atenderlos”, justificó. Al final de la jornada, resultó que se dio tiempo para irlos a sacar del bote.

Para Zenzayen no había razón para el bloqueo, sin embargo, no refirió si había razón para el desalojo. Los profesores se habían apostado desde la una de la tarde y su única demanda era entrevistarse con el Secretario de Educación; tras siete horas de no ser atendidos, ya entrada la noche, decidieron cerrar la circulación de la carretera estatal a Veracruz en un solo carril. Fue la gota que derramó el vaso.

Decenas de policías desalojaron y detuvieron de forma violenta al menos a 15 maestros, mismos que fueron trasladados al cuartel de San José hasta entrada la madrugada.

Paradójicamente, Zenzayen Escobar no llegó a la Secretaría de Educación por sus méritos académicos, su trayectoria magisterial y por el trabajo que haya realizado frente a grupo. Llegó como premio a su activismo como manifestante opositor al lado del actual gobernador del estado, principalmente durante el proceso de operación de la reforma educativa de Enrique Peña Nieto.

Ayer mismo circularon profusamente las fotografías del mandatario estatal, entonces diputado federal, intentando impedir la realización de la evaluación magisterial, mientras levanta los brazos en medio de un mar de uniformados que le impedían ingresar a la sede donde se llevaba a cabo la prueba.

Hoy esas fotografías, en las que también aparece ZenyazenEscobar, no son más que una pieza más del anecdotario de la simulada “lucha magisterial” que sostuvieron como militantes de Morena. En realidad no estaban actuando a favor de los profesores –muchos de los cuales estaban de acuerdo con la evaluación- sino en contra del gobierno de Peña Nieto. Muerta la reforma, muerta la causa.

Zenzayen nunca fue profesor, nunca lo será. Fue un líder magisterial que se dedicó a organizar una serie de manifestaciones similares a la que ayer él mismo pidió que se dispersara. Fue la reacción de los sindicatos y los maestros lo que lo hizo cambiar de opinión. ¿Acaso el secretario de Seguridad Pública ordenó el desalojo sin evaluar previamente la situación con el Secretario.

Como fuere, el acto heroico de ir a rescatar a los maestros de la cárcel se interpretó como un montaje para evitar la movilización de los maestros hacia Xalapa.

Los bueyes de ayer se convirtieron en los carniceros de hoy…

Las benditas redes1. “Si sigues tomando fotos te subo a la patrulla y te madreo”, advirtió un policía estatal al fotoreporteroSergio Hernández, de La Jornada. ¿Cuándo empezarána legislar sobre “ultrajes” a los ciudadanos y medios de información?2. Ayer dijo el Presidente que “entre más educada (está) la gente, más creen en ataques contra la 4T”. La razón es muy sencilla. No son ataques, es información confirmada sobre la corrupción de su gobierno: Pío, la prima Felipa, los contratos de los cachorros de Barttlety Nahle, el Metro.

Lo último

Columnas