lunes, agosto 15, 2022

AMLO no entiende a los intelectuales

            Ayer domingo, durante el homenaje al poeta Ramón López Velarde, en Jerez, Zacatecas, el Presidente López Obrador se volvió a lanzar en contra de los intelectuales del país y les exigió que tomaran partido en tiempos de transición, nuevamente bajo el simplismo ideológico de que quien no está conmigo, está en contra mía.

«Muchos en el mundo de las letras sostienen que no debe vincularse a los quehaceres intelectual y artístico con la política, aunque quienes así piensan casi siempre pertenecen al agrupamiento conservador”, expresó el mandatario en su infatigable batalla por la polarización. Tal vez si entendiera lo que escriben, no tendría que exigirles lo que hace tiempo ya hicieron.

No paró ahí. «Se refugian de esa manera en una pretendida objetividad, en la moderación del supuesto apartidismo, o tratan de engañar afirmando que son independientes y apolíticos, cuando en realidad dicha postura es una forma fingida de tomar partido», sentenció. Exigir lo obvio sólo es abonar a su linchamiento.

El 31 de mayo pasado, en la víspera de la jornada electoral del 6 de junio, un grupo de 430 intelectuales, empresarios y periodistas críticos del presidente Andrés Manuel López Obrador publicaron un desplegado en el que hicieron un llamado a los mexicanos para no votar por Morena pues consideran que “México se debate entre la democracia y el autoritarismo”. Ninguno trató de engañar. Sus nombres fueron públicos.

“El actual gobierno está usando recursos e instituciones del Estado para favorecer al partido del gobierno y el presidente viola la Constitución interviniendo en las campañas, difundiendo propaganda y haciendo escarnio y persecución de opositores”, aseguraron politólogos, antropólogos, empresarios, sociólogos, juristas y activistas ante hechos públicos y notorios.

“Hacemos un llamado a los ciudadanos para que voten con sentido estratégico y opten por las candidaturas más competitivas, de tal manera que no se diluya la votación opositora”, decía el documento, que contó con las firmas de personalidades como los historiadores Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín, el escritor Gabriel Zaid, el investigador Roger Bartra y el periodista Héctor de Maulón.

No fue la primera vez que cientos de intelectuales y artistas reunieron sus firmas para protestar en contra de López Obrador y el rumbo que ha dado al país.

Apenas en septiembre, un grupo de 667 científicos, periodistas, académicos y activistas que emitieron un comunicado para denunciar la amenaza que representa el presidente para el ejercicio de la libertad de expresión. “Esto tiene que parar. La libertad de expresión está bajo asedio en México”, se leía en el encabezado de la misiva publicada.

“El presidente López Obrador utiliza un discurso permanente de estigmatización y difamación contra los que él llama sus adversarios. Al hacerlo, agravia a la sociedad, degrada el lenguaje público y rebaja la tribuna presidencial de la que debería emanar un discurso tolerante”, acusó el desplegado.

En el documento lo acusan de polarizar a la sociedad mexicana con la difusión de información inexacta y de advertir a los opositores para que se callen o dejen el país como sucedió con Krauza y Aguilar Camín, entre otros.

Y no es que el Presidente los ignore. Tampoco le tiene sin cuidado lo que publican. Por el contrario, los textos de muchos de ellos lo irritan hasta el cólera. Provocan que sus nombres, sus ingresos y sus editoriales sean llevado al Coliseo de las mañaneras para ser lanzados a los leones del morenismo más recalcitrante.

Hace algunas semanas, el propio López Obrador aseguró que a su gobierno y al movimiento que representa sólo lo apoya una decena de intelectuales porque el resto fue cooptado con becas y contratos jugosos. En la mañanera puso como ejemplo a Roger Bartra, quien lo calificó de ser un presidente «retropopulista» pese a que antes era comunista y ahora ya se cambió al partido conservador.

Hizo una lista de intelectuales que aseguró han respaldado su movimiento, de los cuales incluso algunos ya fallecieron. Enumeró entre estos personajes a Elena Poniatowska, Lorenzo Meyer, Enrique Galván, Fabrizio Mejía, Pedro Miguel, Damián Alcázar, los hermanos Bichir, Epigmenio Ibarra, los moneros Hernández, Helguera, El Fisgón, así como los fallecidos Carlos Monsivaís, José María Pérez Gay, Fernando del Paso, Sergio Pitol y Hugo Gutiérrez Vega.

Curiosamente, muchos de ellos han recibido becas, créditos y jugosos contratos de la misma forma en que acusa el Presidente a sus adversarios.

Entonces, si ya sabe quiénes son, ¿para qué pregunta?

Las del estribo…

  1. La Coalición “Veracruz Va” demostró no tener la fuerza ni la organización para enfrentar al partido en el gobierno. Hoy, a pesar de las evidentes irregularidades e inconsistencias de la jornada electoral, tampoco tuvieron la capacidad para acreditarlas ante los órganos electorales. Merecen el resultado que obtuvieron.
  2. A nivel nacional, hoy tendremos simulacro de protección civil. Ante la poca difusión de las autoridades, hoy será un día caótico en edificios públicos, escuelas, hospitales y hasta centros comerciales. Paciencia.

otros columnistas