martes, septiembre 28, 2021

López Obrador dice: “No quieren que vayan sus hijos a la escuela, pues no los manden”. ¿Qué pasaría si no los mandan?

AMLO a López-Gatell: “Me tienes cansado”. López-Gatell, un ángel caído de la gracia de López Obrador. Lo menciona Alejandro Aguirre

López-Gatell, de ser un “rockstar” pasó a ser un “pobre diablo”, un ángel caído de la gracia del presidente López Obrador. Alejandro Aguirre publica en su columna de El Universal que el encargado de la pandemia ya tiene harto al presidente de México. Según el columnista, en una reunión con su gabinete, López Obrador le pidió que definiera la estrategia que se tenía para combatir la tercera ola de contagios. López-Gatell de inmediato empezó con su diarrea verbal a lo que el presidente, según palabras de Alejandro Aguirre, “golpeó en la mesa e interrumpió al Subsecretario para exigirle que les hablara claro y sin palabras adornadas. “Me tienes cansado”, le dijo. Todos callaron”. Fue el peor momento vivido por López-Gatell, seguramente hubiera preferido esta contagiado de covid. El informante de Alejandro Aguirre refirió las palabras puntuales del presidente: “Te voy a seguir respaldando en público y ante los adversarios, pero quiero decirte que esto no tiene pies ni cabeza. En este momento yo decido que las clases se reanudan en agosto y también, que las vacunas para menores de edad no serán prioridad, hayas dicho lo que hayas dicho, cada vez menos gente te cree, no hagas que yo sea uno de ellos”. Y es que hay razón para tratar así a un sujeto que es el responsable del mal manejo de la pandemia, y que sigue ahí porque López Obrador es tan tozudo como para reconocer que se equivocó al ponerlo en esa responsabilidad. 

López Obrador dice: “No quieren que vayan sus hijos a la escuela, pues no los manden”. ¿Qué pasaría si no los mandan?

El presidente de México porfía en su determinación de que a partir de agosto los alumnos regresen a clases. Tiene López Obrador sus argumentos, los que considera válidos: “Es necesario regresar a clases porque se está causando daño a la educación, a los niños y también afecta a las madres, a los padres de familia”. Los padres tienen un argumento más poderoso, no quieren arriesgar a sus hijos al coronavirus, pues en esta tercera ola las víctimas más recurrentes son los jóvenes. El presidente, que ve complós en todas partes, señala: “Los opositores siempre van a decir no, esos no vuelven en sí, vuélveme en no, siempre todo lo que digamos van a decir no, pero hay que pensar que con protocolos sanitarios, con cuidados podemos regresar a clases a finales de agosto”. Ante esta situación López Obrador dijo: “Vamos a ser respetuosos, nada se puede hacer por la fuerza, se abren las escuelas, se regresa a clases. No quieren que vayan sus hijos a la escuela, pues no los manden, son libres, pero no dará marcha atrás en su decisión de regresar a las aulas”. Lo que no aclaró el presidente es qué pasará con los alumnos cuyos padres hayan tomado la decisión de no dejarlos ir. ¿Seguirán las clases en línea? ¿Perderán el año? ¿Se les dará de baja? Es muy fácil decir a los padres que los van a dejar decidir si sus hijos van o no van, pero no explica ni las consecuencias ni las alternativas.

Mario Delgado anticipa que la Consulta fracasará; por eso ya habla de una plan “B”, una “Comisión de la verdad”

Para que la consulta sea constitucionalmente válida, y se pueda, primero investigar, después acusar y por último, en el remoto caso, enjuiciar a los expresidentes, el 40 por ciento de los inscritos en el padrón electoral deben participar. Eso no va a suceder; no ha sucedido en algunas elecciones intermedias. Es por ello que el presidente de Morena, Mario Delgado, ya se anda anticipando a este fracaso rotundo, por lo mismo ha declarado: “No vamos a descansar hasta que se haga justicia. Adicionalmente, vamos a buscar reformar la Ley para que los próximos ejercicios de Consulta se lleven a cabo el mismo día que haya elecciones”. Por lo que se sabe, las comisiones de la verdad en este país son como la carabina de ambrosio; la comisión que buscaba a verdad de la masacre del 68 no pasó de señalar a los culpables, y nada más. Pero Mario Delgado, quien sólo busca quedar bien con el presidente, insiste: “Si nunca más queremos tener presidentes asesinos y delincuentes tenemos que salir a participar; tenemos que romper la inacción de la autoridad electoral que está desincentivando la participación de la gente, dicen que por falta de dinero, pero no han querido reducir sus exorbitantes salarios; para su sueldo nunca les falta presupuesto”. Y usted, ¿acudirá a la consulta de este domingo 1 de agosto? Nosotros tampoco.

Armando Ortiz ​​​witter: @aortiz52 ​​​@lbajopalabra

Lo último

Columnas