miércoles, julio 28, 2021

Manos verdes: En Veracruz ya es Ley

ColumnaSinNombre
@pablojair

+ La libra Arturo Reyes Isidoro; regresa a casa.
+ Trasciende visita de AMLO a Veracruz, Boca y Xalapa.
+ Ratificaron vinculación a proceso a dos por caso Ferral. 

Tengo miedo de que se publiquen
mis videos íntimos con la Mia Khalifa
–Chopenjawer temeroso de Pegasus

Este martes 20 de julio fue un día histórico para Veracruz, pues pese a la presión de grupos conservadores, fue despenalizado el aborto y aprobada la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas de gestación.

Lo anterior fue acordado por la actual legislatura estatal por mayoría simple, con lo que Veracruz se suma a cuatro entidades más que otorgan este derecho: CDMX, Oaxaca e Hidalgo. Fueron 25 votos a favor, 13 en contra y una abstención.

La sesión del Congreso se pensaba para largo, pero pareciera que los «morenos» (que controlan el poder legislativo) ya agarraron la onda del manejo de tiempos, pues hubo legisladores de oposición que se quejaron de que cambiaron de última hora la sesión y los agarraron fuera de base como se ha hecho siempre. Así que eso de que los chamaquearon, pues la neta no aplica, porque muchos saben de las mañas legislativas.

En este sentido, los que de plano marcaron su posición desde temprano fueron los panistas y el panista disfrazado “Chalo” Guízar, quienes repudiaron la iniciativa presentada por la diputada Mónica Robles Barajas, de la bancada de Morena.

Por cierto que llamó mucho la atención el uso del pañuelo (o “pañuela”, ya ve que luego se enojan) verde en las curules de dicho grupo legislativo. En verdad se comprometieron con el tema al fondo.

Cuando llegó la etapa de las discusiones, la verdad que es que no tenía mucho caso escuchar el sentido reiterativo de los opositores, por momentos reaccionarios, lo que evidenciaba frustración al saberse que todo apuntaba a la aprobación de la propuesta de despenalización.

Llegó un momento en que el tema ya estaba agotado, pero era darle vueltas y vueltas y vueltas a un asunto trascendente que debía ya aprobarse. Se escuchó la postura que ya el PAN ha marcado desde siempre contra el aborto, pero llegaron al grado de que solamente querían descalificar.

Lo más evidente fue cuando a una legisladora de plano tuvieron que cerrarle el micrófono porque no quería decir el sentido de su voto y quiso aprovechar para echarse un rollote de esos que parecen sermones llenos de odio.

Pero lo importante, lo verdaderamente trascendental, es que se aprobó. Y Veracruz se coloca en una posición histórica de permitir que sean las mujeres quienes decidan sobre su cuerpo, cuerpa, cuerpe, y no los políticos, políticas, peliteques, ni la iglesia, iglesio, iglesie.

Y sí, la Arquidiócesis hizo acto de presencia y también habló de perversiones y asesinos, como si tuviera la autoridad moral e histórica para opinar, pues es la principal institución que se ha negado, por ejemplo, a la apertura de mujeres cardenales o papisas, entre miles de atrocidades como violaciones de niños, ejecuciones de mujeres librepensadoras, etc.

A lo largo de siglos (según en defensa de la familia tradicional) critican a quienes salen del entorno de ser mujeres para el hogar; que se «masculinizan», como lo dijo alguna vez el ultraconservador Carlos Abascal, exsecretario de Trabajo con Vicente Fox, el presidente que también hablaba de las «lavadoras de dos patas” y le besó el anillo al Papa en un acto oficial.

O sea, la verdad, la Iglesia no tendría porqué opinar al respecto. No debe, ni siquiera con la bandera de la familia tradicional y del homicidio.

La noticia fue nacional e internacional; el berrinche, la protesta de los opositores se minimizó. Vale la pena destacar la imagen del fotoperiodista René Corrales, donde se ve a un católico hincado, rezando en el portón del Congreso del Estado, derrotado.

Lo que ya me pareció excesivo fue irle a pintar manitas verdes a la Catedral de Xalapa. O sea, sí, es motivo de festejo, pero no de vandalismo.

En el argot de barrio se dice que es ir a hacer leña del árbol caído y no ayuda en nada a un asunto que de por sí polariza mucho a un México ya extremadamente polarizado.

Ya se habla de que hay grupos religiosos que irán a la Suprema Corte de Justicia, pero al menos que de plano esté muy mal armada la iniciativa y un tecnicismo legaloide lo permita, todo apunta que la despenalización llegó para quedarse en Veracruz.

Chingao, que casi le dio patatús a Don Hipólito y a sus huestes.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Una muy buena noticia para el gremio periodístico: anoche informaron que el muy leído columnista y casi paisano, Arturo Reyes Isidoro, regresa a casa este miércoles luego de ganarle la batalla al Covid. Ya se extraña su «Prosa Aprisa”, pero lo más importante es que se recupere. Abrazos con afecto.

OTRA NOTA: Que el presidente chocojarocho Andrés Manuel López Obrador andará el próximo fin de semana visitando tierras jarochas, y tentativamente su agenda es en Boca del Río, Xalapa (donde supuestamente inaugurará el cuartel de la Guardia Nacional, allá por el rumbo de la salida a Coatepec) y la conferencia mañanera desde el puerto de Veracruz. No ha sido confirmada aún la agenda, pero de que viene a ver a los paisanos, viene.

LA ÚLTIMA PORQUE MAÑANA ENTREVISTA ALLÁ POR EL RUMBO DEL TRÉBOL: Sigue el caso de la periodista María Elena Ferral, asesinada el 30 de marzo de 2020, en pleno centro de Papantla. Este martes, según información del periodista Bernabé Vallejo Olvera, un juez confirmó la vinculación a proceso a OTHONIEL “N” así como a ALFREDO “N”, quienes pidieron reposición de juicio de vinculación por argumentar deficiencias… pero se la pelaron. Hasta el día de hoy son ocho los procesados por la presunción en la participación en el homicidio de la comunicadora. Se sabe también que hay pendientes por ejecutarse varias órdenes de aprehensión, por lo que se puede decir que el caso va muy lento. Ojalá y no se dilate más, porque María Elena Ferral merece justicia.

Lo último

Columnas