sábado, octubre 23, 2021

¡No quisimos por las buenas!…

El Eje de La Madre Tierra, en relación a los Polos, Norte y Sur, es de 23°.  Que es lo que determina las Estaciones del año.  Y debe su inclinación, principalmente a la atracción del Sol y de La Luna y al peso de las masas polares.  …

Lo que para La Madre Naturaleza es un abrir y cerrar de ojos, para nosotros, viles parásitos mortales -pero muy creyentes; eso sí- pueden significar miles o tal vez millones de años…

Que han sido las glaciaciones alternadas con paraísos tropicales, en los que han aparecido y desaparecido los seres vivos -tanto plantas como animales- que vivían en un ecosistema que desapareció…

Los científicos hablan ya alarmados del calentamiento; y hasta dan consejos de cómo prevenir el desastre.  Cuando el desastre ya está.  El chiste es ver cómo salvarse.  Para prevenir ya es tarde; y desde mucho tiempo atrás…

Pero nunca quisimos hacer nada cuando aún estábamos a tiempo y podíamos remediarlo.  Pues finalmente no teníamos que hacer nada; sino dejar de hacer lo que seguimos haciendo, y La Tierra se curaría sola…

Pero noquisimos por las buenas y ahora ya se habla con alarma del aumento de los niveles de los mares.  De las fuertes tormentas que cada vez serán peores; y de ciudades enteras que desaparecerán por más muros de “contención” que pongan…

Pero nada o poco dicen de los glaciares.  De las altas cordilleras cubiertas de nieve a cuyas faldas han vivido y viven grandes ciudades.  Y todo eso está sucediendo por el deshielo y se antoja catastrófico…      

Más o menos como los tanatólogos, que hablan de cómo enfrentar a la muerte y su significado, cuando no saben ni a qué vinieron y por consiguiente cómo enfrentar la vida.  Pero en fin; de eso viven…

Cuando lo mejor que hay para vencer al dolor de la muerte, es el Árnica.  Decía el muy ilustre Maestro Samuel Hahnemann (1755 – 18143) conocido como El Padre de la Homeopatía: “El Árnica” cura los dolores del cuerpo, pero también los del alma”…

La maravillosa ciencia médica que conceptúa al hombre como un ser integral.  Lo que afecta al cuerpo afecta a la mente, es decir, toda enfermedad del cuerpo tiene una repercusión en la mente; más o menos como que los enfermos piensan como enfermos; lo he repetido una y mil veces…

Evoco las palabras del siempre recordado Alberto Issac Ahumada: “Comemos porquerías luego entonces pensamos y actuamos puercamente.  De ahí que la raza humana sea contumazmente cruel, codiciosa, egoísta, capaz de vileza sin límite”…

A propósito de lo que somos capaces…

Los políticos piensan en las elecciones, los estadistas en las próximas generaciones; y no bien acaban de terminar las del pasado mes y ya están pensando en los próximos comicios.  Que ambiciosos… 

El día de ayer mencionaba que ninguno de los Gobernadores tiene las agallas de enfrentarse al neo dictador y llevar a cabo una encuesta en la que les pregunte a sus ciudadanos si quieren seguir perteneciendo al Pacto Federal o no…

La respuesta del porqué no se atreven; es porque tiene cola que les pisen y van de salida; faltará ver si el TEPJF se atreve a anular las elecciones, en 4 Estados y las cosas puedan cambiar.  Pero es de dudarse; pues quienes las impugnan son la alianza imposible PRI, PAN y PRD.  O sea, más de lo mismo, pero con otro estilo…

Bien decía Thomas Hobbes (1588 – 1679) en su libro de cabecera de los políticosoccidentales Leviatán: “La democracia no es en realidad otra cosa que una aristocracia de oradores, interrumpida a veces por la monarquía temporal de un orador”.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas