jueves, mayo 26, 2022

Nueva oportunidad del PRI

Línea Política

Agustín Contreras Stein

5 de julio del 2021

                                              

DESDE hace cuatro años, después de su más evidente fracaso político al perder, de plano, la presidencia de la República, el PRI, se ha venido deslizando, poco a poco, hacia la conformidad política con una escasa permanencia de su poder y manteniendo, prácticamente, el orden interno, pese a los recientes acontecimientos de inconformidad política, suscitados en la ciudad de México, donde se encuentra la sede nacional.

Pasadas las elecciones presidenciales, en julio del dos mil dieciocho, lo primero que se dijo es que el tricolor, requería de una fuerte sacudida de todas aquellas calabazas podridas, enderezándose una tarea de reconstrucción política, con esfuerzos inauditos por parte de los actuales dirigentes, Alejandro Moreno Cárdenas, a nivel nacional, y Marlo Ramírez Marín, en el Estado, quienes, de alguna manera, como ya hemos comentado, mantienen vivo al tricolor y siempre con la esperanza de verlo nuevamente en los dos escenarios, nacional y estatal, con la fuerza suficiente para poder volver a los tiempos gloriosos, o cuando menos, a verse respaldado por la militancia que sigue dormida, sin escuchar las voces de sus actuales líderes que se esfuerzan cotidianamente.

Pero, el dos mil veinticuatro, será, sin duda, una nueva oportunidad del Partido Revolucionario Institucional, para lograr sus propósitos políticos y levantarse más, después de su terrible caída, que quiérase o no, sigue padeciendo dolor en sus rodillas al ser postrado por un partido político, que logró penetrar en la conciencia popular, aprovechando la escasa preparación política del pueblo mexicano, necesitado de la mano de Dios, o cuando menos de alguien que pudiera apoyarlo.

Por eso, ahora más que nunca, el PRI, tiene ante sí una nueva posibilidad de alcanzar un poco del estatus político perdido, pero para eso, se insiste, necesita la renovación paulatina, principalmente en gran parte de su quehacer político y en la designación de dos candidatos, uno a la Presidencia de la República, y otro, a la gubernatura del Estado, que representen un nuevo presente, dejando atrás el pasado.

Ni Miguel Ángel Osorio Chong, ni Manlio Fabio Beltrones, podrían constituir opciones. Existen nuevos valores, nuevas caras, nuevos proyectos y mejores voluntades para mirar por México.

                                                               ———————–

DANTE, NO PODRÍA ASPIRAR A LA PRESIDENCIA

LOS TIEMPOS, COMO QUIERA, ya pasaron y sus posibilidades de acercarse a la candidatura a la Presidencia de la República, también se han ido, porque ya no tiene la misma presencia nacional, aunque sea Senador de la República, ni tampoco su estructura política le alcanzaría para tal fin. Sin embargo, Movimiento Ciudadano, sí podría hacer algo en Veracruz, por lo que, de ser posible, Dante Delgado Rannauro, buscará ser candidato a la gubernatura, y tratar de ganar tan preciado puesto. Como candidato a esta posición política, sí se le verían posibilidades, ya que de alguna manera, todavía tiene presencia estatal y su obra realizada dentro de los cuatro años que ejerció el poder constitucional en la entidad, fue buena y por lo tanto, se le recuerda y hasta, en cierto punto, se le reconoce.

Por otro lado, aparte de su aspiración, que no es desconocida, se daría el lujo de venir a espantar, y no precisamente con el petate del muerto, a ciertos personajes que le deben una, quizá dos y hasta tres facturas que se quedaron pendientes.

Dante, ya dijo que no a la candidatura a la Presidencia de la República, y menos ahora que las encuestas lo fijan en escasa posición, pero a la candidatura para la gubernatura del Estado, no ha dicho que no, porque seguramente lo está sopesando y esperando que las circunstancias políticas hagan su trabajo.

                                                               ———————–

PEPE YUNES, CONSTRUYENDO SU FUTURO

NO HEMOS TENIDO el contacto directo con el ahora Diputado Federal, electo, pero sabemos de buenas fuentes, que después del triunfo electoral que lo sitúa nuevamente en una plataforma política con rumbo al dos mil veinticuatro, está aprovechando el tiempo para seguir construyendo la estructura política necesaria para aparecer nuevamente en el escenario estatal.

Desde luego, que los cambios serán necesarios, porque la anterior estructura estuvo, en cierta forma viciada por algunos actores políticos, que se sigue insistiendo, fueron los que operaron en contra de su objetivo político, es decir, traiciones políticas que a la postre dieron resultados negativos.

Pepe, desde luego, es carta política de importancia dentro de la baraja de opciones que se presentarán en el proceso electoral del dos mil veinticuatro. Lo hemos comentado en varias ocasiones, porque dicho proceso, será, de verdad, la madre de todas las batallas.

                                                                ———————-

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: [email protected]

Lo último

Columnas