sábado, septiembre 25, 2021

Poder de facto en el norte del estado

Usted Dirá…

Organizada o desorganizada, de cuello blanco o de los arrabales, de armas sofisticadas de alto poder o de una simple navaja de las llamadas 007, pero es indiscutible que la delincuencia ha manifestado en los últimos tiempos que es el verdadero poder de facto en gran parte del norte del estado, sino es que en todo nuestro territorio.
Papantla, Tecolutla, Gutiérrez Zamora, Poza Rica, Tihuatlán, Coatzintla, Tuxpan, Tantoyuca, El Higo, Pánuco, Ozuluama, Pueblo Viejo, Tampico Alto, entre otros, son municipios que un día sí y otro también, están asolados por la delincuencia.
Quizás por su cercanía con Tamaulipas, aunado al poderío económico de ciudades como Poza Rica y a que muchos otros municipios de esa región forman parte de un gran corredor turístico, el tráfico de drogas ha cobrado un gran auge y esto a su vez ha traido consigo una encarnizada y sangrienta lucha entre células delictivas por el control de la plaza.
Actualmente la guerra la libran el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), los Zetas, los 35Z, Zetas Nueva Escuela y el Grupo Sombra, aunque empiezan a confomarse otros grupos en vertiginosa transformación bien organizados, más violentos, mejor armados, con recursos, que hacen ver a las corporaciones policiacas como soldados de papel.
Este miércoles, conmocionados, los pozarricenses le dieron el último adiós a Martha Elba Muñiz Gutiérrez, gobernadora del distrito B7 del Club de Leones de Poza Rica, quien el día 26 de este mes, presuntamente fue víctima de un asalto en su domicilio, a plena luz del día, en una colonia céntrica y altamente vigilada  y la asesinaron con saña, se robaron joyas, dinero en efectivo y dos camionetas,. 
Al respecto, la doctora Elsia Terán Villa, asesora nacional de Cáncer Pediátrico del Distrito Múltiple B-México del Club de Leones, lamentó este crimen y llamó al gobierno de Veracruz “para que se atienda con eficacia el tema de seguridad”.
¿Puede usted creerlo? A plena luz del día, ¿Y las cámaras de videovigilancia Apá?, ¿la policía sirve para un carajo o hay complicidad o son las dos cosas? ¿qué dice la fiscal Verónica Hernández Giadáns?
Déjeme le cuento una historia real. Trabajando yo en Poza Rica, un buen día me llama un colega reportero después de haber transmitido por Facebook Live el caso de un ejecutado, yo era su jefe y muy alarmado me comenta:
—Jefe, por favor borren la transmisión en vivo que acabo de subir a la web.
_¿Por qué?
—Porque me acaban de llamar a mi teléfono y me dicen que si no borramos ese video me va a cargar la chi$&da, que me están vigilando en este momento y que me dan 5 minutos.
_Ahorita veo para bajarla, cálmate y ven a la oficina. ¿Sigues en el lugar de los hechos?
—No, ya me moví, estoy en la Plaza Cívica (18 de marzo) porque no sabía a dónde ir ni qué hacer.
_Ven a mi oficina y aquí platicamos.
Colgamos la llamada y no habían transcurrido más de 90 segundos y me vuelve a llamar:
— Jefe, yo creo que ya valí, ya vinieron por mí, son tres tipos, vestidos de negro, tienen muy mala pinta, se ve que viene armados y tienen el cabello corto.
Se le escuchaba la voz entre cortada, como que quería llorar y sumamente nervioso, No era para menos,
_No cuelgues, no dejes de decirme lo que ves, lo que ellos hacen y dirígete hacia tu vehículo (asignado por la empresa y con logos visibles de prensa).—Están a dos metros de mí, me vienen siguiendo, de hecho escuchan lo que hablamos, jefe, mi familia.
_Cálmate, ya se borró el video y se están haciendo unas llamadas, no te va a pasar nada, tu sigue hablando, ¿ya estás en el coche?
—Ya, pero no puedo ni arrancarlo, estoy muy nervioso, los sujetos ya se subieron a una camioneta negra que está atrás de mí, creo que me van a seguir.
En ese momento por otra línea me llama otro reportero y me dice que no hay problema, que le marcaron a él, que ya checaron y que le dijeron: “No son nuestros, son de la policía, pero nos van a dar la atención, el reportero está a salvo”. Eso le aseguraron a mi otro compañero a quien nunca le especificaron ¿de cuál corporación? y ¿por qué ellos estaban acechando al otro reportero?, ¿cómo obtuvieron su número telefónico?, ¿qué hacen supuestos policías vestidos de civil?
A los pocos días, al salir de cenar en un lugar de la colonia 27 de Septiembre, la misma donde asesinaron a la gobernadora del Club de Leones, una camioneta Tacoma roja, con placas sobre puestas (porque pertenecían a un automóvil) intentaron levantarme, pero en el último minuto, al pie de mi automóvil, con armas largas empuñadas, desistieron en su intento.
De estos hechos en su oportunidad tuvo conocimiento la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), quienes me brindaron atención. ¿Fueron también policías vestidos de civil? No lo sé.
¿Existe realmente una complicidad entre policías y maleantes? Es muy probable, pero no hay forma de comprobarlo. Sin embargo, ante este lamentable crimen y lo que ocurre en gran parte del norte del estado, quise compartirle estas experiencias que despiertan muchas suspicacias y que nos obligan a reflexionar ¿en manos de quiénes estamos? Y ante ello lo más recomendable es evitar ser ostentosos, no salir de noche y menos a carretera, no correr riesgos innecesarios y adoptar nuestros propios protocolos de seguridad con familiares y vecinos, aunque las autoridades juren y perjuren qe la incidencia delictiva está a la baja.  Ayy ajá.  Información, comentarios y sugerencias a:   [email protected]

Lo último

Columnas