miércoles, octubre 20, 2021

Andrés Manuel a la baja por 3a ola

Una de las características de la administración federal que tiene bajo su cargo la ridículamente llamada cuarta transformación (4T), es sin lugar a dudas la equivocada forma en que desde su inicio ha manejado la pandemia de Covid-19 en nuestro país.

    La muestra la dio y se transmitió a nivel nacional, además de que está grabada en video, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en aquella matutina “conferencia de prensa”, en la que, dijo y dio a conocer a todos los televidentes, una estampita con la imagen del Corazón de Jesús y mostrándola a quienes estaban viéndolo tanto en el Salón Tesorería del Palacio Nacional, como en diferentes lugares del país frente a sus televisores, palabras más, palabras menos: detente que el Corazón de Jesús, está conmigo. A las que agrego, que esa era la forma de combatir la infección.

    Momento a partir del cual, si ya la forma de enfrentarla desde que se dio a conocer en China y se había extendido a varios países de Europa causando los estragos que conocemos, aquí en México, AMLO la había minimizado y su científico López-Gatell, la había calificado como una gripe, todo comenzó a ponerse muy difícil.

      Así tenemos qué desde entonces, hace aproximadamente unos diez u once meses, la mortandad en México inició en una forma que pudo hacerse evitado, si AMLO y su ineficiente equipo de médicos hubieran tomado la enfermedad con la seriedad debida, pero lamentablemente para todos los mexicanos, no fue así y su estupidez ha llevado al país y a los mexicanos a padecer todo lo que ha sucedido y lo más grave, que a la fecha ya en cifras dadas a conocer por el ineficiente gobierno de la 4T, se reconozcan aproximadamente 246 mil 811 connacionales fallecidos (al día de ayer), pero que en cifras dadas a conocer por organismos internaciones de salud y universidades de prestigio que han hecho un seguimiento de las muertes en los diferentes países, México tanga casi ya entre 800 y 900 mil muertos, lo que desgraciadamente lo coloca entre los primeros del mundo, lo que pudo evitarse.

    A esta desgracia que la población mexicana ha tenido que enfrentar sin un verdadero apoyo gubernamental, hay que sumar la aberrante política que ha puesto en operación durante la pandemia en el aspecto económico, que también ha llevado a la ruina a millones de mexicanos, con el más de un millón de empresas cerradas por falta de apoyos gubernamentales, pero eso sí, exigiendo el pago de impuestos, lo que ha provocado diez millones más de mexicanos en pobreza y un decrecimiento de la economía durante el 2019 y 2020, que van desde el 0.1 por ciento, hasta el gravísimo -10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), respectivamente. Situaciones que han sido provocadas por Andrés Manuel y que inexplicablemente ha superado ante sus incautos seguidores.

    A partir del mes pasado, aunque Andrés Manuel y sus corifeos de la 4T no lo han querido aceptar, a nivel mundial lamentablemente para la humanidad al Tercera Ola del Covid-19 ya inició en el mundo y por lógica en nuestro país desgraciadamente también. Poniendo en entredicho el ya superado Semáforo Epidemiológico de la 4T, que el mismo Andrés Manuel se a encargado de violentar, como sucedió el lunes 9 del presente mes, cuando por así desearlo paso de rojo a naranja a la Ciudad de México (CDMX), por así convenir a sus intereses políticos, sin importarle la salud de los capitalinos.     Acción que coincidió con el resultado de una encuesta realizada por Mitofsky, sobre el manejo de la pandemia, en la que la popularidad de Andrés Manuel caía de 56.7 a 53 por ciento, su peor calificación en doce meses. Siendo que a partir de esa fecha el promedio de contagios diario ha sido de más de 20 mil casos, siendo el pasado miércoles de 22 mil 711 y ayer jueves de 24 mil 975, llegando a 3 millones cuarenta y cinco mil 571 casos. Será que esta tercera ola, sea realmente la que haga caer a la 4T y su negativo creador y guía espiritual. Usted qué OPINA, estimado lector. Hasta el lunes. [email protected]

Lo último

Columnas