sábado, octubre 23, 2021

¿Cómo aburrirse teniendo enfrente grandes problemas nacionales?

Relacionados

Constituirse en Primen Mandatario de una nación conlleva graves responsabilidades, nada menos que conducir a buen fin el destino de la población gobernada, resolviendo problemas colectivos y enderezando para bien el rumbo del país y del Estado, no hay tiempo para distraer, debe suponerse que los minutos y las horas de un gobernante están orientados al bien de la nación. Por eso extrañan sobremanera las palabras del presidente López Obrador: “No nos vamos a aburrir, no vamos a estar bostezando porque el bloque conservador tiene la oportunidad ahora de reagruparse como lo hicieron en junio que querían que no contáramos con la mayoría en la Cámara de Diputados, y se unieron todos: políticos corruptos…” y más etcéteras. Alarma el que López Obrador anteponga asuntos partidistas e ideológicos al urgente diseño de políticas públicas para combatir los acentuados rezagos sociales del país, encarnados en mayor número de pobres, desaforada inseguridad y un fenomenal rebrote pandémico de mayúsculas proporciones. El dramático escenario nacional quitaría el sueño a cualquier gobernante consciente de su gran responsabilidad histórica, un presidente de México en las actuales circunstancias no debiera buscar problemas para resolverlos o para no “aburrirse”, porque los tiene enfrente.

Lo último

Columnas