sábado, septiembre 25, 2021

Cuenta Pública 2019: del desfase al «sospechosismo»

Relacionados

El Covid-19 también es culpable, según el ORFIS, de darse tardíamente a conocer los resultados de la revisión a la Cuenta Pública 2019, primer año de la gestión encabezada por Cuitláhuac García. No es mucho el crédito que concede la opinión pública hacia esos resultados permeados por la desconfianza, por mucho que se haya detectado un daño patrimonial por 2 mil 26 millones de pesos en 212 municipios, monto elevado ciertamente. Despierta suspicacia por qué la Auditoría Superior de la Federación sí cumplió en tiempo y forma su indagación en el mismo universo, aunque en diferente ramo. La duda aumenta cuando se recuerda que en 2020 se filtró información sobre un hallazgo de elevado subejercicio en el primer año de Cuitláhuac García y reporte de desviaciones por más de mil millones de pesos, pero que ahora solo estiman en $566 millones, en abierto contraste con lo observado por la ASF respecto a obras sin contrato, o liquidadas sin estar concluidas, amén de las múltiples asignaciones directas. Ciertamente, no fue mucho lo destacable en obras en ese primer año de gobierno, pero al parecer exageraron en la “limpieza”, si nos atenemos al monto no comprobado. Sesenta días tienen los entes auditables para presentar su documentación de descargo, pero después de tanto tiempo para corregir lo corregible ¿acaso no la tendrán ya a la mano? Dicen en la aldea: “piensa mal y acertarás”.

Lo último

Columnas