miércoles, mayo 18, 2022

El “embudo” de Las Ánimas

Línea Política

Agustín Contreras Stein

23 de agosto del 2021

                                                    

UNA VEZ más, los fuertes torrentes que provocó la presencia del huracán “Grace”, en la ciudad de Xalapa, capital del Estado de Veracruz, evidenciaron la fragilidad de la prevención y el escaso compromiso de las autoridades municipales y del Estado, para resolver un añejo problema que se genera en la zona del centro comercial “Las Ánimas”, donde continuamente, con cualquier lluvia fuerte que se deje caer, provoca serias inundaciones que hasta ahora, afortunadamente, no han cobrado la vida de ningún ser humano, aunque sí se han contabilizado daños cuantiosos por este fenómeno, que de ser natural, parece que se volviera un hecho propiciado por la mano del hombre.

Y es que, todas las aguas de lluvia que llegan a ese lugar, no encuentran salida rápida, debido a que no existe la infraestructura necesaria que lo permita, aún cuando es un hecho que se suscita cada vez que las corrientes de este canal, que por cierto, lleva puros desechos del drenaje de gran parte de la ciudad, aumentan con las fuertes lluvias de temporada. Ahí se forma un verdadero “embudo”, porque las aguas ya no pueden pasar y se desbordan, anegando las partes bajas, así como la misma avenida Lázaro Cárdenas, que impide, muchas veces que por este motivo haya tránsito fluido, tanto a Veracruz, como hacia la mayor parte de residentes de la población que vive en esa zona sur de la ciudad.

Este problema se ha venido presentando por años, pero como la solución resulta, al parecer bastante costosa, ningún gobierno municipal, ni del Estado, ha querido enfrentarla. Bien se sabe que resolver este problema no es fácil, ni tampoco de poco presupuesto, sino que es una costosa obra que es imprescindible realizar, antes que las consecuencias sean más graves.

No es, según dicen los expertos, desazolvar esa parte del drenaje, ni tampoco darle un mantenimiento permanente, sino construir una obra de grandes magnitudes que permita la salida de las aguas, en la cantidad que se generen, es decir, un sistema fluvial como un gran canal. Según las opiniones de quienes saben de estos asuntos, la construcción de un gran canal, es urgente y necesario, para evitar mayores inundaciones como las que hemos visto con el paso del huracán reciente, donde el estacionamiento del centro comercial, quedó totalmente inundado, generando, a la vez, otras consecuencias para quienes viven en la zona y para algunos habitantes de la ciudad.

                                                            —————————

¿UN RETO PARA RICARDO AHUED?

ES POSIBLE QUE la obra del gran canal que se requiere para resolver el problema vial de la zona del centro comercial “La ánimas”, o bien la obra que ya se hace indispensable en este lugar, lo tome como un reto de su administración, el alcalde electo Ricardo Ahued Bardahuill, quien con la aportación estatal y federal, bien podría concretarse esta obra que generaría el aplauso y reconocimiento de todos los habitantes de la ciudad capital del Estado de Veracruz.

Al gobierno del Estado, como al federal, le quedan un poquito más de tres años para construir este proyecto y para el ayuntamiento de Xalapa, todo el periodo constitucional que le corresponde, para hacer realidad esta necesidad de la población en general.

No se descarta, pues, que sea la gestión de Ahued, quien tome al toro por los cuernos y de una buena vez, dejar resuelto este problema, antes, desde luego, de que pueda haber en el futuro, algunas consecuencias graves de grandes dimensiones, sobre todo, para la población que tiene necesidad de transitar por este lugar y con mayor razón para quienes viven en la zona o bien visitan constantemente el centro comercial al que nos hemos referido.

                                                             ————————-

EL REGRESO A CLASES, UN DILEMA

AÚN CON TODAS LAS medidas de seguridad en materia de salud, el regreso a clases presenciales sigue siendo, un gran dilema para los padres de familia, que por un lado sienten encima la presión del gobierno federal, y por la otra, el peligro que representa que sus hijos se expongan en este momento crítico de la pandemia.

Los casos de contagio se están extendiendo hacia los menores de edad, donde ya se tienen varios casos que han terminado en la muerte de muchos de ellos. No se niega la necesidad de volver a clases, pero podría tomarse esta decisión con más calma y responsabilidad, ya que las mismas autoridades de salud han estado informando del avance de esta calamidad.

Las posturas son en los dos sentidos, es decir, por un lado sería conveniente volver a clases, pero por otro lado, se tiene el temor de que pudiera resultar contraproducente, al menos en este momento, dar curso a la decisión presidencial de retomar el programa educativo.

La verdad, es un verdadero dilema el que se presenta en este asunto, aunque la mejor decisión será aquella que se tome con paciencia y sobre todo, con prudencia.

                                                             ————————

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: [email protected]                   Whatsapp: 2281-61-46-57

Lo último

Columnas