martes, noviembre 30, 2021

Grotesca actuación

Relacionados

Jaime Ríos Otero

Como es habitual en el Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, este martes se perpetró una pifia de la cadena de errores que se han venido cometiendo desde por lo menos dos presidencias anteriores, aunque esta vez se llegó a la vulgaridad, a lo grotesco y a la exhibición de que no existe, ni respeto a la ley, ni siquiera educación cívica en la regencia del Poder Judicial.

Empleados del Tribunal fueron enviados a sacar las pertenencias de la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros y a colocarlas en el patio del inmueble para obligarla a obedecer la orden dictada este lunes por la presidenta, de que ya no sería magistrada por llegar, este 17 de agosto precisamente, a la edad de 70 años.

Hubo, según la afectada y de acuerdo a la opinión de otros abogados, abuso de autoridad. En primer lugar porque el nombramiento de la magistrada Castañeda es anterior a la reforma constitucional que pone como límite los 70 años, por tanto no aplica la retroactividad; y en segundo lugar, porque el nombramiento fue expedido por el Congreso, el cual, suponiendo que estuviera fundamentado acotar esa designación, es quien debería notificar el oficio de término de funciones, no la magistrada presidenta.

El asunto tiene el cariz político de estar impulsado por la 4T, con la intención de apoderarse de esa plaza para algún operador electoral de los que suelen colocar sus líderes en puestos de alta responsabilidad.

La magistrada no ha dicho si controvertirá esta acción. Debería hacerlo, por el bien de la justicia y de la legalidad. Por el bien de los veracruzanos, ya que si eso le ocurre a una señora magistrada, Premio Nacional al Mérito Judicial, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ¿qué no le ocurrirá en medio de esos palurdos a cualquier ciudadano que busque y confíe en la aplicación justa de la ley?

Información relacionada

Tribunal humilla a magistrada, aplicándole un «lanzamiento por desahucio»

Lo último

Columnas