jueves, octubre 21, 2021

Hay que cacarear el huevo

·       IQUISA construye una nueva planta en Coatzacoalcos

·       La inversión es por más de 120 millones de dólares

·       ¿Lo sabrá el Secretario de Desarrollo Económico?

Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez

Nos recuerda Pancho López, el filósofo ateniense veracruzano, que la sabiduría popular recomienda que “hay que saber cacarear el huevo” refiriéndose a que las buenas noticias deben de ser difundidas adecuadamente.

Y eso lo debe de saber también el licenciado en administración de empresas LAE. Enrique de Jesús Nachón García, Secretario de Desarrollo Económico del Estado de Veracruz quien es el responsable precisamente de eso, de promover el desarrollo de la economía en la entidad, por eso no se entiende por qué no se ha dado a conocer que en el sur del estado, se encuentra ya muy avanzada la construcción de otra planta más, de la empresa Industria Química del Istmo IQUISA dedicada a producir sosa en nuestro país.

Si uno de los principales problemas que enfrentan actualmente los veracruzanos es precisamente -además de la pandemia del COVID 19- es el del desempleo, no se entiende como no se le ha dado la difusión necesaria a la creación de una nueva planta, que en realidad es todo un complejo industrial, que se ubicará en Coatzacoalcos, Veracruz, y se espera que la primera etapa arranque en octubre de 2022 con una producción anual de 100 mil toneladas de cloro y 112 mil de sosa.

La instalación industrial será completamente nueva y contará con la última tecnología en la producción de ambos componentes.

Para esta primera fase, se anticipa una inversión de 120 millones de dólares. La construcción de la segunda fase del complejo se hará durante el 2023 y se prevé el arranque durante el 2024.

Toda esa inversión multimillonaria en dólares, significa además la creación de nuevos empleos, esos que tanto están demandando los veracruzanos.

Ahora que se estuvieron transmitiendo los Juegos Olímpicos desde Tokio, se explicó que precisamente uno de los factores por los que Japón pudo pasar de ser una nación en ruinas -luego de la segunda guerra mundial- fue el haber promovido y logrado atraer las inversiones de capitales a su país.

Ahí está la clave para combatir la pobreza de manera efectiva, creando empleos bien remunerados y no repartiendo tarjetas de caridad entre la población.

Eso es lo que se tiene que hacer, el promover de manera eficiente, la atracción de empresas y capitales, que son los que generan empleos y bienestar económico a la población.

Pero si se están logrando atraer esos capitales con nuevas empresas, solo lo saben quiénes están relacionados con los negocios, porque la población en general, tiene la percepción de que no se están estableciendo nuevas empresas importantes.

Vemos que en otras entidades del país, se vienen a establecer empresas fabricantes o ensambladoras de productos, que contratan mucha mano de obra, pero en el Estado de Veracruz no se ve que esté ocurriendo lo mismo.

Por eso es que cuando platicamos con cualquier persona sobre la situación económica, aseguran que no existen nuevas inversiones y que en consecuencia no hay trabajo ni desarrollo.

Pero volviendo al tema de la construcción del nuevo complejo de IQUISA en Coatzacoalcos, nos comentan que la sosa cáustica se utiliza como limpiador industrial (lavado de botellas y envases de vidrio, limpieza y desinfección de equipos y maquinaria), en el blanqueo de papel y cartón sin afectar sus fibras, en la producción de jabón y detergentes, en la industria alimenticia y la producción de plásticos, entre otros usos.

Actualmente IQUISA cuenta ya con tres plantas que producen sosa en México.

La más grande se ubica también en Coatzacoalcos, tiene una capacidad de 90 mil toneladas de sosa al año y dejará de operar para darle paso a la que está en construcción.

En el municipio de García, Nuevo León, se ubica IQUISA Noreste, otra planta que produce 67 mil toneladas de sosa por año, mientras que en el Estado de México, se encuentran IQUISA Santa Clara, con una participación de 45 mil toneladas de sosa por año.

La llamada Industria Química del Istmo, S.A. de C.V. (IQUISA), pertenece a Grupo CYDSA, y es una empresa productora y comercializadora de: Cloro, Hidróxido de Sodio (Sosa líquida, granulada y en escamas), Hidróxido de Potasio (Potasa líquida y en escamas), Hipoclorito de Sodio y Ácido Clorhídrico.

IQUISA tiene sus Centros de Producción y Distribución en Coatzacoalcos, Veracruz; Ecatepec de Morelos; Estado de México; García, Nuevo León; Hermosillo, Sonora y San Cosme Xaloztoc, en Tlaxcala, lo que le permite atender al mercado de México, Estados Unidos, Centroamérica, El Caribe y Sudamérica, con oportunidad y confiabilidad.

Entonces hay que celebrar una buena noticia, aunque pareciera que se pretende mantenerla en secreto, cuando se trata de una inversión de 120 millones de dólares, que hay que multiplicar por 20 para saber cuántos millones de pesos son, algo así como 2,400 millones de pesos.

Lo último

Columnas