miércoles, mayo 25, 2022

Marina negocia la compra de rifles automáticos Sig Sauer a EU

Relacionados

Agencias/Sociedad 3.0

De acuerdo con información, el fabricante de armas Sig Sauer Inc. solicitó la aprobación del Congreso de Estados Unidos para vender rifles de asalto automáticos a las fuerzas armadas de México, como parte de la modernización del ejército nacional.

El Congreso estadounidense recibió un informe sobre el interés de la Marina y la Infantería Naval en concretar una compra por alrededor de 5.5 millones de dólares en armamento.

La transacción podría generar controversia, ya que en el pasado las armas adquiridas por autoridades mexicanas han terminado en manos de delincuentes.

Es conocido por los gobiernos de ambos países que el grado de violencia de los enfrentamientos entre el Estado y la delincuencia organizada se debe en gran medida a la presencia de armamento estadounidense importado tanto legal como ilegalmente.

Según las leyes norteamericanas, todas las armas que contengan partes o propiedad intelectual de Estados Unidos deben someterse al control de exportaciones del país, y requieren aprobación. Sig Sauer y la embajada de México en Washington declinaron la solicitud de comentarios hecha por Reuters.

«Estamos restringidos por las leyes y regulaciones federales para confirmar el estado de las licencias de empresas o entidades estadounidenses o hablar de detalles específicos sobre casos individuales de licencias de exportación de defensa», afirmó un portavoz del Departamento de Estado.

Con sede en New Hampshire, la empresa privada Sig Sauer Inc. es el miembro más grande de L&O Holdings, un grupo empresarial mundial de fabricantes de armas de fuego que incluye a J.P. Sauer & Sohn y Blaser Gmbh en Alemania.

Recordar, que hay dos formas principales en que los gobiernos extranjeros compran armas a empresas estadounidenses: ventas directas negociadas entre un gobierno y una empresa; y ventas militares extranjeras, en las que un gobierno foráneo normalmente contacta a un funcionario del Departamento de Defensa en la embajada de Estados Unidos en la capital de su país.

Ambas requieren la aprobación del gobierno estadounidense.

-Con información de El Economista

Lo último

Columnas