lunes, octubre 18, 2021

Negar recetas a niños con cáncer, crimen de lesa humanidad

De razones y pasiones

Rafael Pérez Cárdenas

         Cuando creíamos que lo habíamos visto y escuchado todo en la crisis por el desabasto de medicamentos oncológicos para niños –manifestaciones de padres de familias, tomas de aeropuertos y hospitales, represión hasta señalamiento de golpistas- el morenismo ha mostrado su peor cara, la más infame y perversa.

El gobierno federal a través del Insabi no sólo no garantiza la medicina de los tratamientos –algo que está previsto en la propia Ley de Salud- sino que ahora prohibió a los médicos tratantes que extiendan recetas médicas para evitar que las víctimas recurran a amparos que obligan al Estado a proveerlas.

El asunto salió a la luz pública por el caso de un médico del Hospital Infantil de Veracruz quien explica a una madre de familia que el gobierno federal dio la orden de negar la expedición de recetas para que los papás puedan conseguirlos para las quimioterapias.

–Queremos ver si hay la manera (inaudible).

–No –responde el médico.

–¿Por qué? –pregunta una mamá.

–Porque tenemos prohibido desde México dar la receta (…) Es una orden federal.

–O sea nos están perjudicando a nosotros y los niños no van a recibir su quimio.

–Sí, pero es una orden federal, no es decisión de la doctora ni siquiera fue indicación mía, a mí me dijeron ‘no’ y yo se lo tuve que decir a la doctora.

Fue la Asociación Campeones de la Vida NR AC (Nariz Roja) quien compartió un audio en sus redes sociales donde se escucha el diálogo entre mamás de niños con cáncer y un médico, quien les afirma que «hay orden federal» para no expedir las recetas. ¿Quién dio la orden? ¿Es a nivel nacional o sólo en el hospital de Veracruz?

Nariz Roja denunció en sus redes sociales: «En el hospital Pediátrico de Veracruz no hay quimio y por orden federal no darán recetas situación que limita a los padres conseguir por fuera. Nosotros tenemos ese medicamento a una cuadra y $1,800,000 para ese fin @INSABI-mx». Es decir, aunque cuentan con el medicamento, no pueden proveerlo precisamente por la falta de recetas.

En su narrativa del golpismo, la 4T asume que muriendo un niño con cáncer también se termina el problema del cáncer infantil en el país. ¡Piensan que sin recetas ya no habrá desabasto!

El audio compartido por la asociación civil dura aproximadamente 29 segundos y miles de usuarios criticaron la orden de las autoridades federales, a las cuales incluso calificaron de «genocidas».

¿Es exagerado asegurar que el gobierno federal –y la complacencia del gobierno estatal- está realizando un exterminio de niños que padecen cáncer? Tal vez para la feligresía morenista sí, pero no para los padres de familia y las normas internacionales. El trato que se la ha dado a los pequeños representa un verdadero exterminio y tipifica un crimen de lesa humanidad.

El Estatuto de Roma define al exterminio como “la imposición intencional de condiciones de vida, la privación del acceso a alimentos o medicinas, entre otras, encaminadas a causar la destrucción de parte de una población”. Es evidente que el gobierno federal ha hecho todo eso.

La imposición intencional –el médico refiere que se trata de una orden- y la privación del acceso a medicamentos han estado plenamente acreditadas estos tres años de gobierno, incluso con actos de represión en contra de los padres que se han manifestado por ello. Premeditada o no, el gobierno está causando la destrucción de una parte de la población. Bajo las normas internacionales, el gobierno mexicano está cometiendo un exterminio.

Ello permite acreditar un crimen de lesa humanidad. Los crímenes de lesa humanidad consisten en un “ataque generalizado o sistemático contra la población civil”, efectuado con el conocimiento del mismo, pero siempre dentro del marco general de ese ataque y como parte de un plan de un Estado o de una organización.

En esencia, los elementos que tipifican el crimen de lesa humanidad son la naturaleza generalizada –el desabasto sucede en todo el país- o sistemática –ha sido permanente durante los tres últimos años- de los ataques dirigidos contra la población civil y el conocimiento por parte de quien perpetra el crimen del contexto más amplio en el que inscribe su acción. La negativa del médico es una prueba contundente.

El Presidente López Obrador empieza a cruzar el umbral de los delitos que lo perseguirán el resto de sus días.

Las del estribo…

  1. Luego de hacerse público que la SEP no cuenta con protocolos sanitarios para regresar a clases, ayer la titular Delfina Gómez presentó diez puntos que no van a evitar ni un resfriado. Por ello pretenden que la famosa Carta Compromiso los libere de cualquier responsabilidad.
  2. A pesar de que el SNTE se arrodilló ante el Presidente, los maestros aun no reciben la instrucción de volver a clases de manera presencial. “Si no lo hacen por escrito, continuaremos de manera virtual”, aseguran. El gobierno intenta evitar miles amparos y recursos por riesgo de trabajo. El regreso a clases sigue siendo una incógnita.

Lo último

Columnas