martes, octubre 19, 2021

¿Quién dio esa orden infame?

Desde el Café

Bernardo Gutiérrez Parra

Desde antes que llegara a México la pandemia, el presidente López Obrador ha engañado cruelmente a los padres de los niños con cáncer con los medicamentos para sus hijos, en una actitud deshonesta y obscena de un individuo que dice ser un presidente humanista.

Son incontables las veces que les ha tomado el pelo, que les ha incumplido para luego volverles a mentir. Pero cuando cansados de sus mentiras protestaron bloqueando calles y avenidas, dijo que eran alentados por líderes de partidos opositores.

Lo cierto es que los medicamentos no han llegado o han llegado pero incompletos.

Este fenomenal embrollo se derivó de la cancelación de contratos a las grandes farmacéuticas “por corruptas”, lo que originó que el stock de medicamentos oncológicos que dejó el gobierno neoliberal de Enrique Peña Nieto, se consumiera en cuestión de meses. Y comenzó el calvario para los menores y sus padres.

Pero a la par de ese calvario comenzaron las mentiras y la burla presidencial. Ya vienen los medicamentos, ya no tardan, es cuestión de unos días, viene una remesa grande, no habrá desabasto (ah, cómo joden esos papás).

De entonces a la fecha han muerto entre 1,800 y 2 mil niños con cáncer ante la impotencia de sus padres. Pero esos padres no se desalientan y tocan puertas; buscan aquí y allá y entre las organizaciones que los apoyan está Nariz Roja que bien pronto supo de la maldad criminal del gobierno.

Circula en redes un audio donde un grupo de madres de menores con cáncer discute con un directivo (médico quizá), del Hospital Infantil de Veracruz por la falta de medicamentos. El pasmo escala cuando el individuo les dice por qué no puede otorgarles ni siquiera una receta médica.

“Tenemos prohibido desde México darle una receta a alguien” dijo. “O sea nos están perjudicando a nosotros y los niños no van a recibir su quimio”, le revira una voz femenina. “Sí, pero es una orden federal, no es decisión de la doctora ni siquiera fue indicación mía. A mí me dijeron ‘no’ y yo se lo tuve que decir a la doctora. Es orden federal. No es decisión de la doctora, ni siquiera es indicación mía”, contesta el individuo.

En serio lector, de momento pensé que se trataba de una fake. Pero no, la grabación es real, altera los sentidos y se puede escuchar en @narizrojaac.

Si ya es criminal que les nieguen medicamentos a esos niños, más criminal es que se niegue a sus padres una receta para adquirirlos en otro lado. ¿Quién dio esa orden tan inhumana? ¿Fue el secretario de Salud Jorge Alcocer? ¿Fue el subsecretario Hugo López-Gatell? ¿Fue el propio López Obrador?

Para que se obedezca una orden de ese calibre como lo hizo el directivo del Hospital, es porque tuvo que haber salido forzosamente de la garganta de uno de esos tres personajes. En lo personal (y aunque con sus reservas) descarto a Jorge Alcocer porque no manda en la SSA, con lo que quedan Hugo y Andrés Manuel.

¿Cuál de los dos fue?

Una orden así es perversa y siniestra; aquí y en China es un premeditado intento de múltiple asesinato infantil. O de plano es un crimen con todas las agravantes.

¿Quién dio esa orden infame?

[email protected]

Lo último

Columnas