sábado, septiembre 25, 2021

Y así; pues tampoco…

Opiniones y Comentarios 

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]

“Otra batalla como ésta y volveré solo a casa”, Fueron las palabras que pronunció Pirro (318 – 272)rey de Epiro, después de vencer a los romanos en una batalla que costó la vida de miles de sus hombres…

De ahí viene lo de la “Victoria Pírrica”, cuando el vencedor sale más dañado que el vencido; o cuando la victoria ésta es por una mínima diferencia.  Pero en el caso de la más que fraudulenta “encuesta”, en la que fueron grabados integrantes de diferentes casillas, manipulando las boletas – Los vídeos están en la internet-… 

Haciendo que aquello de que “no somos iguales”, cobre más fuerza que nunca; pues ahora con esto se confirma como cierto lo de que no son iguales; son pío-res.  Y se remata con las declaraciones de Mario Delgado, que además de tirarle al INE, dijo: “por donde la veamos, la consulta fue un éxito”…

Lo que viniendo de él ciertamente que tiene sentido, pues al padecer estrabismo, no bien se sabe para dónde estaría mirando para declarar semejante desatino.  Por cierto, que el estrabismo tiene solución con la Homeopatía, medicina que no ha sido tomada en cuenta por los gobiernos, cuando es altamente efectiva y atóxica, es decir, sin reacciones secundarias y mucho más económica…

Fuertes han de ser los intereses como para que en ninguna nación la haya aplicado y promovido entre sus ciudadanos, a pesar de tener buenos homeópatas -Francia en Europa y Argentina en América-…

En México tenemos escuelas de Homeopatía y cuando menos un hospital oficial; pero sus directores no han dicho nada; o los medios no publican nada de ellos.  El dinero por encima de la salud.  ¡Increíble!…

Pero vayamos al punto…   

Ir a “votar” para que se aplique la Ley, no fue un acto democrático, fue una burla.  Una costosísima burla.   Y el Presidente no se puede engañar solo ante tan evidente fracaso; cuando poco más del 92 % de los votantes no lo secundó en su comedia…

Decir que celebraba el éxito de la votación y felicitar a todos los que acudieron a votar; es hasta peligroso.  Pues él tendrá sus muy personales datos; pero que solo el 8 % haya acudido a su llamado; cuando se necesitaba que fuera el 40 % para ser “vinculante”, hace evidente que el Presidente no ve la realidad en una desproporción que ya es grave…

Y si por el contrario, se da perfectamente cuenta del fracaso; pero quiere convencer a sus seguidores de que fue un triunfo; es lamentable, porque es una rueda de molino tan grande, que nadie puede comulgar con ella.  Nadie puede negar que es de noche cuando el Sol está arriba de tu cabeza… 

Ya decir que se abría la posibilidad de que se instituyera una Comisión de la Verdad -que sería más o menos como la “Verdad Histórica”- es arar en el mar, bordar en el vacío y creer que el Pueblo es tonto.  Negligente, sí; pero no tonto…

Negligente, pues así como los enfermos quieren aliviarse de sus males, sin poner nada de su parte -quieren que los curen, pero no quieren curarse ellos -si los diabéticos siguieran la dieta que les prescriben, no necesitarían medicinas-…

Pues así, los ciudadanos que quieren cambiar al País, creen en la democracia -en el Niño Dios, los Santos Reyes Magos y en los huevos del conejito de Pascua- pero no ponen nada de su parte.  ¡Vaya! ni siquiera van a votar.  Así no se puede…

Si cada quién barriera solo el frente de su casa y nadie tirara basura, las cosas serían bien distintas.  Los japoneses dejan limpio el estadio donde juega su equipo.  Aquí: ¡Eeeeh, puto! y dejan un cochinero.  Y así; pues tampoco.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas