domingo, noviembre 28, 2021

Claudia, el menú de ahora ¿y de mañana?

Relacionados

El tema de la sucesión presidencial fue colocado en la agenda pública por el presidente López Obrador, como condimento le agregó los nombres de posibles precandidatos: a la cabeza Claudia Sheinbaum, de aderezo colocó a Rocío Nahle y a la señora Clouthier, ya de postre mencionó a Marcelo Ebrard y a Ricardo Monreal, toda una ensalada que con el correr de los meses se irá modificando, si es que no se agria antes de tiempo. Está visto, la moción presidencial se hizo antes de concluir la primera mitad del actual gobierno, cuyo grueso expediente de ofrecimientos sigue en la mesa sin obtener, aún, los resultados esperados de un gobierno cuyo ofrecimiento medular es el cambio, la transformación del país, se entiende que para bien. El actual escenario nacional nos muestra un México agobiado por la pandemia sanitaria y la inseguridad pública, se complementa con la incertidumbre respecto al crecimiento económico ¿cómo lucirá llegados los tiempos de la sucesión presidencial? He allí el detalle, el porcentaje de posibilidades para consolidar la candidatura por MORENA irá en proporción directa a las circunstancias imperantes a finales de 2023 y comienzos de 2024, por lo cual lo de ahora solo son rounds de sombra, nada para nadie. Además, quién podría descartar la posible aparición de un “caballo negro” que deje a los ahora enlistados chiflando en la loma. Ante circunstancias similares, en el llano se acostumbra decir: “no te calientes granizo antes de tiempo” y ¿para qué tanto brinco estando el piso tan parejo? Ni más, ni menos.

Lo último

Columnas