miércoles, diciembre 8, 2021

Denuncia Julen Rementería megafraude con falsos médicos cubanos durante pandemia

Relacionados

El senador veracruzano Julen Rementería dio a conocer este lunes que el presidente López Obrador, la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y el gobierno de Cuba son protagonistas de un fraude millonario.

El líder de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado aseguró que entre los mencionados “orquestaron un fraude de 255,873,177 MDP al presupuesto de salud”.

Asegura que contrataron 585 falsos médicos que no tienen título para tratar pacientes mexicanos contagiados con Covid-19.

Indicó que la Secretaría del Bienestar canalizó recursos públicos al Gobierno de la Ciudad de México para contratar al gobierno cubano médicos que, a decir de las evidencias del panista, no tiene título que los avale como profesionales de la salud.

El movimiento, que calificó de “fraude” es por la cantidad de 255 millones 873 mil 177.04 pesos “a la salud de los mexicanos que en plena pandemia fueron tratados por estos falsos médicos”.

Rementería señala que el 21 de abril del 2020, con la pandemia iniciada, el Insabi, a través de un «convenio de colaboración»,transfirió $135,875,081.52 millones de pesos al Gobierno de la capital para “ayudarle” en la crisis sanitaria.

El 24 de abril de 2020, sólo 3 días después, el gobierno de Claudia Sheinbaum firmó con el gobierno de Cuba dos “convenios bianuales”: Uno por 135 millones 875 mil 081.52 pesos y el otro por 103 millones 638 mil 266.40 pesos;
con el fin de contratar a médicos cubanos para ayudar en los hospitales públicos mexicanos.

En ambos convenios bianuales el Ministerio de Salud de Cuba se compromete a garantizar que el personal enviado a México tiene total capacidad y experiencia.

Lo que incluye la documentación que acredita como profesionales al personal que enviaron a México.

En la conferencia de prensa del día 16 de diciembre de 2020, la Jefe de Gobierno, aseguró que 500 médicos cubanos estaban ya en funciones “en las instituciones públicas, Gobierno de la Ciudad, SEDENA, SEMAR, IMSS, ISSSTE”.

El senador indicó que pidieron a IMSS los siguientes datos de los «médicos» cubanos: salarios, copias de sus títulos profesionales, acreditación de su profesión en México; así como sus criterios de compatibilidad y las unidades médicas a las que fueron enviados.

El IMSS contestó “que no tienen competencia para entregarnos dicha información”.

La falta de respuesta de la institución de salud permitió a Julen Rementería concluir que México había contratado como «médicos» a personas extranjeras sin corroborar que estuvieran titulados «y los puso a atender pacientes de COVID en plena pandemia”.

Señaló que realizó la misma solicitud le hicimos al ISSSTE y la respuesta fue que “buscaron de manera exhaustiva la información, pero no la encontraron”; de la respuesta de esa institución de salud pudieron corroborar su conclusión: “pusieron a personas extranjeras sin profesión para atender pacientes COVID”.

Agregó que, en una tercera solicitud a la Secretaría de Salud sobre los mismos datos, esta no supo aclarar “si estas personas son médicos titulados”.

Posteriormente consultaron al Instituto Nacional de Migración (INM), pero aseguran que se negaron a brindar información porque no es competencia de la institución.

“Es decir, la autoridad encargada de controlar el flujo migratorio a México, dejó entrar a 585 personas, sin saber quiénes son, ni a qué vienen”, asegura Julen Rementeria.

Consulta similar fue realizada a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED), pero aseguraron que “ellos tampoco tienen información alguna”; sobre este último indicaron que es grave que le permitieran a extranjeros sin título médico ejercieron de manera oficial funciones de salud en México sin que la CONAMED se enterará.

Además, indicó que el gobierno de la Ciudad de México señaló que “no cuenta con la documentación que acredite a esas 585 personas como médicos”; debido a que no es de su competencia, sino “del Ministerio de Salud de Cuba”.

“Y ahí es donde contradicen, porque en ambos convenios bianuales, la propia Secretaria de Salud de la Ciudad de México se dice RESPONSABLE de tramitar el permiso para que estas personas puedan ejercer como profesionales de salud”, señaló el senador.

De la conclusión que saca el panista, se pregunta “¿Cuántos mexicanos habrán fallecido a manos de estos falsos médicos?”.

Señaló que cada médico cubano costó a los mexicanos 437 mil 390.05 en total; mientras un médico mexicano titulado en nuestro país gana en el IMSS 17 mil pesos mensuales y “sin herramientas para trabajar”.

El senador se pregunta a dónde fue el dinero pagado por México a Cuba

Lo último

Columnas