viernes, octubre 22, 2021

Descartan división en Banxico

Relacionados

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, negó que la Junta de Gobierno de la institución esté dividida en la toma de decisiones de política monetaria y de tasas de interés (por el hecho de que dos funcionarios hayan votado por mantener la tasa de interés de referencia en 4.25 por ciento y otros tres por subirla a 4.5 por ciento en la pasada decisión de política monetaria).

“Yo no veo una Junta dividida, veo una Junta de Gobierno donde cada uno de nosotros tenemos un compromiso, vemos la información, evaluación, riesgos, ventajas y desventajas”,

“Siempre hay en cualquier decisión disyuntivas, hay riesgos de un lado y riesgos del otro, y somos cinco mexicanos comprometidos con nuestro cometido y nuestro mandato fundamental que es tener una inflación baja y estable”, recalcó.

Precisó que pueden tener diferencias de cómo “advertimos diferentes riesgos así que no hay decisión que no tenga un matiz”.

En la pasada decisión de política monetaria del 12 de agosto, Alejandro Díaz de León Carrillo, Irene Espinosa Cantellano y Jonathan Ernest Heath Constable, votaron a favor de aumentar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria en 25 puntos base a un nivel de 4.50 por ciento.

En tanto, Galia Borja Gómez y Gerardo Esquivel Hernández votaron a favor de mantener el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 4.25 por ciento.

“En cuanto a si descartamos o no acciones X o Y, con la misma responsabilidad con la que tomamos las decisiones, no predefinimos ni descartamos acciones de política monetaria y votaciones por las acciones que creemos que son más atinadas y convenientes para cumplir de mejor manera a la sociedad, a través del cumplimiento de nuestro mandato”, subrayó.

Alejandro Díaz de León afirmó que en las últimas semanas han tenido un diálogo muy amplio, profundo y constructivo con Hacienda acerca de la intención del gobierno de utilizar un monto de divisas equivalente a los Derechos Especiales de Giro (DEG) por 12 mil 117 millones de dólares, sin embargo, corresponde a la dependencia dar a conocer el contenido de esas pláticas.

“Por Ley el Banco de México es agente financiero del Gobierno Federal, y debido a ello hay múltiples consideraciones sobre esa plática, y ese diálogo que le corresponde a la secretaría de Hacienda dar a conocer y no al Banco de México, sobre todo lo que tiene que ver con elementos en la toma de decisiones que implican el balance del gobierno federal”, enfatizó.

Banxico aclaró en su Informe Trimestral de abril a junio de 2021 que el instituto central “no está legalmente autorizado para prestar o donar sus tenencias de DEG a ningún fondo fiduciario, ni a bancos multilaterales de desarrollo”.

“Estos recursos, al formar parte de la reserva de activos internacionales del Banco de México, sólo pueden utilizarse para los usos específicos expresamente señalados en la Ley del Banco de México, los cuales no incluyen préstamos a fondos fiduciarios ni donaciones de cualquier naturaleza”, recalcó.

Detalló que consistente con los artículos 3, 7, 8, 12, 21, 22 y 34 de la Ley del Banxico, una de las operaciones permitidas con la reserva de activos internacionales es que el Gobierno Federal, a través de operaciones cambiarias con la entidad central, pueda contar con moneda extranjera para cumplir con sus obligaciones en divisas.

De esta manera, la Tesorería de la Federación puede comprar o vender divisas con Banxico con recursos del propio Gobierno Federal a precios de mercado.

Lo último

Columnas