viernes, octubre 22, 2021

El dinero de la guerra…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]

Sin importar cuales fueron las condiciones en las que se firmó el contrato; si hubo anticipo, garantías o algo así.  El caso es que entre Francia y Australia se ha armado una bronca de unos 66,000 millones de dólares…

Toda vez, que desde Camberra, de manera unilateral, le han cancelado al Palacio del Elíseo, un contrato por 12 submarinos convencionales por el importe citado -de esos que necesitan salir a respirar de vez en cuanto y cargar sus baterías-…

Haciendo reflexionar cuánto dinero se gasta en armas; 66 mil millones de dólares es un dineral -1,320 mil millones de mexicanos pesos- si no me equivoco; en días pasados puse 117 millones y eran nomás 17 millones los que no fueron a la escuela, me hizo notar el error mi Maestro.  Gracias…

Pero es solo una cantidad de lo que se gasta en armamento.  Qué civilización. ¡De escándalo! Con razón los extraterrestres no se paran por aquí; ni de broma…

Así las cosas.  Como Australia acaba de firmar una alianza con Inglaterra y con EE.UU. para la seguridad del Indo-Pacífico; pues ya no los va a necesitar, ya que su nuevo aliado, Washington, tiene submarinos nucleares -los que no necesitan emerger- pues le dijo a París que siempre ya no los quería…

Lo que puso furiosos a los galos; y su Embajador en Australia fue llamado de inmediato para analizar la situación.; lo que nunca antes había sucedido.  Porque ciertamente que eso deteriora las relaciones entre las naciones.  Se trata de muchísimo dinero…

No obstante, Francia se olvida que, en el 2014, debido a la crisis de Ucrania -cuando menos eso es lo que en aquel entonces esgrimió como pretexto- le canceló un contrato a Rusia, que desde el 2011 le había mandado hacer dos portahelicópteros tipo “Mistral”.  Que finalmente se los vendió a Egipto.

Cambiando de tema…

Claro que oficialmente no se podía declarar otra cosa que no fuera el éxito de la “Cumbre” de mandatarios reunidos en la CDMX -huy, la Cumbre; que importante- por cierto, que ignoro si la convocatoria a los mandatarios fue con viaje todo incluido; o cada uno pagó sus gastos…

Pero deben de haber gastado una buena cantidad de dinero que podía haberse destinado a otra cosa más útil; como comprar medicinas, por ejemplo.  Y lo de más útil, es porque la declaración conjunta que pronunciaron en contra del bloqueo económico a Cuba; y a favor de la soberanía argentina en las Malvinas; y nada, son dos nadas…

Y si a eso se agrega que dentro de la misma declaración también incluyeron un plan para la autosuficiencia sanitaria -por lo de las pandemias- se puede concluir, que bastante se hubieran ahorrado si la “Cumbre” la hubieran hecho por la Internet…

Lo que sí logró con creces el señor Presidente con la convocatoria y sus declaraciones; sin soslayar eso de que se creara un organismo que “no sea lacayo de nadie” y sustituyera a la OEA, no le cayeron nada bien al Presidente norteamericano…

Que, si ya de por sí no le es simpático el tabasqueño, con estos desplantes; pues menos.  Por lo pronto Texas ya cerró sus fronteras.  Son miles lo que ya se encuentran en su territorio bajo los puentes internacionales y la situación se ha tornado crítica…

Como también fueron miles los jóvenes que se reunieron en la Universidad Complutense de Madrid -todos sin el cubrebocas ni sana distancia-…

Las Autoridades, que no fueron avisadas del evento y por ende no lo autorizaron.  En la conferencia de Prensa que al respecto citaron, hubieron de reconocer que, aunque se hubieran enterado con anticipación, tampoco habrían podido hacer algo; pues 25 000 jóvenes, según informaron, son imposibles de manejar…

Por lo que la pregunta que sigue es: ¿Qué es lo que se está esperando; si ya se tiene marcado el camino?  Porque tampoco han podido evitar que en los eventos deportivos se ignore el cubrebocas y de la sana distancia…

El mensaje se envía directamente a Italia, donde acaban de hacer obligatoria la vacuna. Quien no tenga su pasaporte sanitario, no podrá trabajar en ningún lado.  ¿Lo permitirán los descendientes del grandioso Imperio?

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.    

Lo último

Columnas