lunes, mayo 16, 2022

El fiscal investigado, «como la mujer del César»

Relacionados

Ya como titular de la Fiscalía General de la República, Gertz Manero, está en el ojo público, de tal manera que sus acciones en función de su importante encargo están sometidas al escrutinio general y deben corresponderse con su situación individual. La premisa fundamental del actual gobierno postula la corrupción como la madre de todos los males en nuestro país, de allí su vocación perseguidora de todo lo que inspire sospechas de malos manejos del recurso público. Para ese propósito, las indagatorias corren a cargo de la Fiscalía, o sea, de Gertz Manero, a quien, sin embargo, empiezan a aparecerle detalles a cuya aclaración debiera aplicarle tiempo porque no van en la lógica de su prurito perseguidor de corruptelas, tal como lo hace con mucho celo en el caso de los 31 científicos del Foro Consultivo Científico y Tecnológico del Conacyt. A Gertz Manero lo acusan familiares de su excuñada Laura Morán de formularle cargos por despojo, porque su hermano Federico, ya fallecido, “era su prestanombres”, y se refieren a “una fortuna obtenida de manera ilícita”; por otra parte, la Revista proceso publicó que Gertz Manero habita una casa en la Lomas de Chapultepec no registrada en su declaración patrimonial de funcionario público, ¿habrá más? He aquí un caso en el cual es aplicable aquella frase paradigmática atribuida al Cesar de la roma imperial: “la mujer del César no solo debe ser honesta, sino también parecerlo”.

Lo último

Columnas