viernes, octubre 22, 2021

El fracaso de la estrategia anticovid 19

Relacionados

A casi dos años de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 las diferentes naciones comienzan la evaluación de sus respectivas estrategias para contener la enfermedad y atenuar los daños reflejados en número de contagios y defunciones, con varios elementos a ser considerados, la letalidad entre ellos, también el número de pruebas realizadas, el presupuesto destinado para contratar personal en hospitales, y, fundamentalmente, las vacunas aplicadas, la velocidad de esa campaña, el cómo y con qué. En México, ya es posible adelantar un criterio al respecto: la estrategia ha sido un lamentable fracaso, empezando porque, en lugar de depositar la responsabilidad en el Consejo Nacional de Salud (integrado por varios Secretarios de Despacho y ex secretarios de Salud), en su lugar se puso al subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, cuyo errático discurso introdujo fuertes dosis de confusión (de inicio, no dio importancia debida al fenómeno reduciéndolo en menor virulencia que la influenza, “un catarrito”, llegó a decir); el uso del cubre bocas en México fue a su pesar y pese a la recomendación de la OMS para su uso preventivo; no existió campaña para la aplicación de pruebas detectoras del contagio; las “curvas” se “aplanaron” solo en el discurso; nunca tuvo idea de la virulencia mortal, pues llegar a 60 mil muertes sería “catastrófico”, pero, por hoy, el registro oficial alcanza las 269 mil 912 muertes, aunque con los datos de exceso de mortalidad suman 567 mil los decesos por covid-19. Pasará al record de este recuento de manera muy significativa el que niños con comorbilidades hayan tenido que recurrir al amparo judicial para ser vacunados y así vencer la resistencia oficial. El programa de vacunación camina lento, pues desde sus inicios en diciembre pasado a la fecha solo 40 millones 532 mil 869 ya completaron sus esquemas de vacunación, lo cual dista mucho para considerar que ya estamos en la otra orilla.

Lo último

Columnas