martes, noviembre 30, 2021

El PRI, partido socialmente aceptado

Línea Política 24 de septiembre del 2021

ES BIEN sabido que el Partido Revolucionario Institucional, carece de la vieja guardia política, que desde hace tiempo, quizá desde aquella vapuleada que le dio Morena, en las elecciones del primero de julio del dos mil dieciocho, prefirieron resguardarse, algunos en el anonimato y otros buscando refugio en otras organizaciones políticas que finalmente no tuvieron repercusión en el ámbito político estatal.

Dentro del tricolor se quedaron los más audaces, los más leales y creyentes en su propia ideología, esperando los refuerzos que llegarán, sin duda, de las nuevas generaciones de políticos que buscarán fortalecerlo y dimensionarlo en las próximas contiendas que se le presenten.

En la actualidad, podría decirse que el PRI, es un partido que se encuentra en pleno mantenimiento y reorganización. Los resultados del trabajo político que hoy se desarrolla podrían verse en los futuros compromisos electorales. El PRI, lo comentamos en diversas ocasiones, es un partido fuerte, con arraigo, con programas definidos y socialmente aceptado, pero quienes tenían la obligación de llevarlo adelante, prefirieron salvarse y correr hacia otros espacios donde tampoco demostraron tener la suficiente voluntad política para lograr sus propios objetivos.

El PRI, no está muerto, nunca lo ha estado y prueba de ello es que sigue plenamente vigente en espera de que todos sus militantes se repongan de los sustos políticos, porque eso hay que entenderlo de esa manera, solo fueron sustos que le dieron por la supuesta llegada del cambio, ese cambio al cual muchos aspiran, pero sin saber en qué consiste y que es en realidad lo que significa. Lo bueno de todo esto, es que, quizá, salieron a relucir las traiciones de quienes nunca fueron verdaderos priistas, sino solamente aves de paso que lo aprovecharon para después darle la espalda.

Hoy, la dirigencia estatal, encabezada por Marlon Ramírez Marín, hace hasta lo imposible por devolver al tricolor,  al campo de la competencia política, donde, seguramente se demostrará que tiene oficio, que tiene pasión y sobre todo, que tiene compromiso con su gente, con Veracruz, y con el país.

                                                           ————————-

MÉXICO, MILITARIZADO.

NO TARDANDO, el pueblo de México, podría ser sometido, como ya lo está siendo, a los caprichos presidenciales.

La fuerza del Estado, se ha fortalecido con la creación de un nuevo ejército, es decir, la Guardia Nacional, que no es precisamente compuesta por personas preparadas para el ejercicio de la prevención de los delitos y también para la persecución de los delincuentes, sino para establecer un nuevo orden en la vida institucional de la nación.

Hay preocupación por ello, pues el crecimiento de esta nueva agrupación, que en principio fue creada para el combate de la inseguridad, comandada por civiles para reforzar la seguridad del pueblo mexicano, haciendo que el ejército nacional, pudiera regresar a los cuarteles, ahora se ha convertido en un ejército más, con gran parte de los mismos elementos castrenses y con una preparación similar o igual a la que tienen las fuerzas armadas del servicio militar.

Se trata, en pocas palabras, de intentar la implementación de un nuevo sistema político, basado en una cuarta transformación, al costo que sea, es decir, por plena voluntad o por medio del sometimiento, ideal que se persigue concretar a corto o largo plazo, según sean las condiciones que se vayan presentando, pues eso es en lo que se ocupa el Presidente, la mayor parte de su tiempo.

Muestras de ello, ya hay muchas.

                                                           ————————–

NAHLE, EL REFLEJO DE LÓPEZ OBRADOR.

VERACRUZ, NUNCA HA DEJADO de ser parte del interés político nacional del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Por eso, hay quienes piensan que el mismo gobernante federal, ya decidió quién podría venir a la entidad veracruzana, para sustituir al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez. Se trata de Rocío Nahle, de origen zacatecano, aunque, se dice, con mucho tiempo de radicar en el sur de la entidad.

Nahle, como bien se sabe, es la Secretaria de Energía, y también Senadora de la República, representante de Veracruz, con licencia, aunque, la verdad de las cosas, es que tiene poco arraigo entre los veracruzanos, por lo que sería un gran riesgo del Presidente, ponerla a laconsideración político electoral.

¿Pero, si todo esto es una mera escaramuza?

Porque hay también otros valores que el mismo Presidente, al parecer, está preparando y no precisamente como una segunda opción. Uno se encuentra en funciones de carácter federal, el otro, con un serio compromiso a nivel local, pero con repercusiones estatales y nacionales.

                                                            ———————-

Y EL LUNES, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: [email protected]                     Whatsapp: 2281-61-46-57

Lo último

Columnas