martes, noviembre 30, 2021

«La mejor política exterior, es la política interior».

Relacionados

“La mejor política exterior es la interior”, acostumbra decir el presidente López Obrador para poner acento en su resistencia a participar en eventos de índole internacional… hasta ahora. Y acaso le asiste la razón, porque a partir de la llegada a México del presidente cubano, Miguel Díaz Canel, y la celebración de la Reunión de la Celac, el presidente logró desviar la atención de todo cuanto está ocurriendo en el país hacia temas de carácter internacional, así es posible advertirlo pues aún no se disipan los humos de la pólvora quemada en dicha Reunión por los enfrentamientos entre los presidentes de Uruguay y Paraguay contra los de Cuba y Venezuela. Mientras, la pandemia cabalga en sentido contrario al discurso que ya la ve en descenso, la delincuencia no cesa en su prurito de ganarle territorios al Estado Mexicano, el drama de la migración no cede, pese al Gas Bienestar el precio del gas no baja, sino que sigue al alza, el abasto de medicinan aún no se regulariza, la campaña de vacunación avanza a paso lento. Pero, eso sí, los festejos por la celebración de los 82 años de la fundación del PAN han pasado inadvertidos. Así pasa cuando sucede.

Lo último

Columnas