jueves, mayo 26, 2022

Llama Muñoz Ledo a «evitar un poder sin fronteras»

Relacionados

El exdiputado federal de Morena Porfirio Muñoz Ledo llamó a defender las ideas e instituciones democráticas y a evitar la concentración del poder en un Ejecutivo omnipotente, pues consideró que esto sería una regresión «como las que han producido los golpes de Estado».

«Quienes pretendiesen enviarlas al infierno tendrían que liquidarlas y asumir un poder sin fronteras», expuso el legislador saliente en el conversatorio Movimiento por la República, que este martes reunió a juristas, académicos y activistas.

En ese marco, Muñoz Ledo advirtió que «la soberbia ha sido tumba de gobernantes que olvidan el muro de la realidad», por lo que pidió menos acciones que tachó de irracionales, más información, más deliberación, más prospectiva y más ciencia en la toma de decisiones.

«Cuando la verdad proviene de un solo hombre es una mentira. Solo en Babilonia y en los centros de salud mental tiene cada quien sus datos propios».

El Movimiento por la República fue anunciado por Muñoz Ledo en mayo, con el fin de frenar violaciones constitucionales como la ampliación del mandato del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, así como las reformas que se anunciaron entonces para desaparecer al Instituto Nacional Electoral (INE).

En el conversatorio de este martes participaron la senadora Ifigenia Martínez y la diputada Lorena Villavicencio, ambas de Morena, además de la diputada saliente Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano, y Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE.

En el evento, el jurista Diego Valadés advirtió que «hemos avanzado muchísimo», pero, mientras el poder esté concentrado y no sea controlable, no habrá vida republicana.

«Se nos ha querido decir que la democracia se coronará con consultas (…) pero ni la democracia electoral ni la democracia plebiscitaria son todo», dijo.

José Ramón Cossío, ministro en retiro de la SCJN, alertó sobre que existe una tentación de afectar la división de poderes.

«(También) preocupan los ejercicios injerencistas que vienen de fuera de los órganos, como la claudicación de quienes integran esos órganos que están dispuestos a ceder», advirtió.

Cossío añadió que la búsqueda de un hombre fuerte que tome las decisiones «ha terminado con enormes desgracias para la humanidad».

Clara Jusidman, fundadora de la asociación Incide Social, señaló: «(Las organizaciones civiles) no somos mediadoras, no somos corruptas, no somos neoliberales, somos simplemente una sociedad civil heterogénea y compleja».

«Reclamamos, acusamos y exhibimos a funcionarios y gobiernos corruptos, abusivos, asesinos, torturadores, mentirosos y coludidos con el crimen organizado», añadió Jusidman. «Nos negamos como sociedad civil a ser callados, acusados, insultados, maltratados y perseguidos. No estamos dispuestos a retroceder (…) bajo la acusación de que no hicimos nada, que guardamos silencio y que somos iguales a quién sabe quién».

El sacerdote Miguel Concha Malo, vicepresidente de la Academia Mexicana de Derechos Humanos, planteó la gravedad del debilitamiento del diálogo entre el Estado y las organizaciones de la sociedad civil.

Lo último

Columnas