viernes, octubre 22, 2021

Posponen discusión de nueva Constitución de Chile por caso de Covid-19

Relacionados

La convención que redacta la nueva Constitución chilena anunció que uno de sus miembros tiene Covid-19, lo que obligó a posponer la votación del reglamento, el primer gran paso del proceso constituyente, que comenzó la semana pasada y podría alargarse durante varios días.

“Se trata de un convencional Covid-19 positivo confirmado. Hemos suspendido la sesión hasta las 12 del día y estamos a la espera de la información oficial de la SEREMI (autoridad sanitaria)”, informó el vicepresidente del órgano, Jaime Bassa.

La confirmación del contagio tiene lugar en plena votación del reglamento que sentará las bases para la discusión de la nueva Carta Magna, considerada la primera prueba de fuego del órgano.

Con más de mil disposiciones que deben aprobarse de forma individual por mayoría simple y tan solo alrededor de 40 revisadas hasta ahora, se prevé que el reglamento tarde varios días en ser despachado.

La norma más importante ratificada por el momento es la que indica que la mesa directiva del órgano sea rotativa y, por tanto, se cambie en enero a la presidenta, la académica indígena Elisa Loncón, y al resto de vicepresidentes.

El proceso constituyente chileno nació como la vía política para amainar la mayor crisis social en 31 años de democracia en el país, que comenzó en 2019 tras la subida del precio de tiquete de metro y se extendió durante más de un año con masivas protestas por un modelo socioeconómico más justo.

La convención constituyente, la primera paritaria del Mundo y con 17 representantes de pueblos indígenas, tendrá entre nueve meses y un año para la redacción del texto.

De ratificarse en un plebiscito de salida, previsiblemente en 2022, la nueva Carta Magna podría sustituir a la actual, redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y repudiada por gran parte del país por su marcado corte neoliberal.

La convención está formada por 155 miembros, gran parte de ellos ciudadanos independientes de tendencia progresista, mientras que la derecha oficialista tiene menos de un tercio de los escaños.

Lo último

Columnas