lunes, diciembre 6, 2021

¡Qué cachetona! Xóchitl Arbesú reconoce su ineficiencia

Armando Ortiz                                 

Twitter: @aortiz52                                                         @lbajopalabra

¡Qué cachetona! Xóchitl Arbesú reconoce su ineficiencia. Reconoce su derrota en la Secretaría de Turismo

En todos estos años que ha existido una Secretaría de Turismo en Veracruz, no se habían dado resultados tan desfavorables para este sector que es uno de los sostenes de la economía en Veracruz. Es cierto que se presentó la situación de la pandemia, que hizo que muchos turistas se quedaran en su casa, que muchas playas, centros de diversión y destinos turísticos restringieran sus accesos. Pero desde antes de la pandemia, Xóchitl Arbesú ya había dado muestras de su mediocridad e ineficiencia. Ahora, finalmente reconoce su derrota. Entrevistada en la guardia de honor en el monumento a Hidalgo dijo: «Vamos lento, no hemos alcanzado y seguramente no alcanzaremos en lo que resta del año, los niveles que traíamos de ocupación hotelera y de visitantes». A tres años de asumir el cargo de secretaria de Turismo, Xóchitl “la bailadora” Arbesú, apenas anda buscando diálogo con los hoteleros: “Yo invito a Ivonne (Quirarte) y a todos los empresarios del Estado a que se acerquen a nosotros, que conozcan las campañas, no nada más desde la Secretaría de Turismo y Cultura, desde el Fideicomiso del 2% al Hospedaje, desde la Coordinación de Comisión Social, para que vean el impacto, tanto dentro como especialmente fuera del Estado”. Xóchitl ya no hace nada, sólo está pendiente de su pago quincenal. Si le pudieran dar por adelantado las quincenas de lo que resta el sexenio, ella sería feliz.

Isabel Arvide, muestra de qué están hechos algunos “periodistas”; siempre al lado del poder lamiendo suelas

Isabel Arvide es una periodista de muchos años, siempre cerca de la fuente del poder, su mérito estaba en esas notas sobre las fuerzas armadas, pues se decía que, joven la periodista, tenía una cercanía insana con algunos militares. Después vino ese pleito con la exesposa de José López Portillo a la que tachó de encueratriz. Sasha Montenegro la demando por daño moral y le quitó su casa. Entonces todos nos condolimos con ella. Pero su sobrevivencia se ha debido siempre a su cercanía con el poder priista; con los priistas. Ahora que López Obrador llegó al poder, con tal de estar cerca de él se paraba temprano para ir a las mañaneras donde aprovechaba para hablar de la indefensión en que se encontraba, de la pobreza que le tocaba la puerta cada tercer día. López Obrador, muy a su etilo autoritario, la hizo cónsul de México en Estambul; de la misma manera como hizo a Quirino Ordaz embajador en España. La señora llegó a Turquía y se peleó con los empleados del consulado; se gastó el presupuesto en fiestas y ahora, en la ceremonia del Grito, rompió con todos los protocolos y para demostrar que su lengua de “lamesuelas” no ha perdido el callo, grito en la arenga del Grito: “¡Viva Miguel Hidalgo!, ¡Viva la justicia!, ¡Viva la libertad!, ¡Viva López Obrador!”. De inmediato le llegaron los reclamos. Todavía tuvo la osadía de exhibir su abyección en sus redes sociales: “Yo grité Viva López Obrador. Así terminé mi arenga, viva López Obrador”.

Mientras Europa pide la liberación de detenidos en protestas del 11 de julio, López Obrador pide a EU quitar el bloqueo a Cuba

Dos visiones muy distintas de la justicia. La mañana del 16 de septiembre el presidente tercermundista de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió al gobierno de Joe Biden que eliminara el bloqueo comercial contra Cuba: «El gobierno que represento llama, respetuosamente, al gobierno de Estados Unidos a levantar el bloqueo contra Cuba, porque ningún Estado tiene derecho a someter a otro pueblo, a otro país». Mientras tanto, en el primer mundo, la Comisión Europea pidió al gobierno de cuba la liberación de los cubanos detenidos durante las protestas del 11 de julio: Pedimos a las autoridades respetar los derechos humanos y las libertades universales, liberar a los presos detenidos de manera arbitraria e implicarse en un diálogo inclusivo sobre las reivindicaciones de sus ciudadanos”. Dos visiones distintas, dos maneras de ver la política en Cuba. Mientras México pide que Cuba y su gobierno sean declarados patrimonio de la humanidad, en Europa piden “a las autoridades cubanas que pongan fin a la represión y liberen a todos los presos políticos, presos de conciencia y personas detenidas arbitrariamente únicamente por ejercer de manera pacífica su libertad de expresión y reunión”. ¿Será por eso que México sigue siendo un país del tercer mundo?

Lo último

Columnas