viernes, octubre 22, 2021

¡Y lo que falta!…

Opiniones y Comentarios 

[email protected]

Es cada vez más notorio el desapego de la realidad del señor Presidente; mismo que debiera incapacitarlo para seguir en el cargo.  Lo que preocupa, es quién puede quedarse en su lugar, si todos pertenecen a la mafia democrática…

Y no por su vacilada de 4T que agoniza.  Compuesta de chile, de mole y de manteca, era de esperarse que cada cual tuviera sus querencias.  Mismas que ya afloraron en cuanto se empezaron a repartir comisiones…

Los insurrectos a los que no les tocó nada, están molestos y han comenzado a hablar y decir las verdades “ocultas” de la Cámara Baja; lo de “ocultas” es porque todos ya las conocemos…

Que los Partidos Políticos son auténticos cárteles monárquicos con súbditos y toda la cosa; “Aunque Usted, no lo crea”, diría Robert Ripley (1890 – 1949) con una estructura muy parecida a la eclesiástica, donde nadie puede opinar nada que no le sea autorizado…

Firman actas sin leer; y documentos en los que se comprometen.  Lo sé, porque hace muchos años fui asesor de un diputado.  Y en ocasiones, por diferentes Partidos, he sido invitado a participar como legislador; alguna vez para senador…

No creyendo en la democracia como sistema de gobierno, obviamente nunca acepté.  Pero más o menos sé cómo se manejan las cosas en el que bien podría llamarse El Cártel de San Lázaro.

Sin salir del tema de lo que falta…

Ya se había comentado de lo peligroso que es hablar de terrorismo; y que desde Washington se planteó el que los cárteles de las drogas así fueran considerados.  Pues bien; por esas extrañas coincidencias que suceden, los artefactos que acaban de estallar en nuestro México, aquí y en China son considerados como actos de terrorismo…

Y si a eso aunamos que las relaciones entre el Presidente de los EE.UU.  y el nuestro, no son nada cordiales; y menos después de que López Obradorse decantara abiertamente por el socialismo -además queriendo ser líder del movimiento en América-…

Sin soslayar la incongruencia de ¡creer en dios y en la ciencia!  Cuando decir eso es como ser del PRI y del PAN al mismo tiempo, o sea, un bodrio.  Bien decía François-Marie Arouet, más conocido como Voltaire (1694 – 1778) “Nada hay más contrario a la religión y al clero, que la razón y el sentido común”…

Pero por lo pronto, por andarse contrapunteando con Biden, ya cerraron la frontera, a un costo altísimo; y muy atrás quedó aquello que el Presidente les decía a los migrantes que vinieran, que aquí había para todos, servicios médicos y demás.  Hoy ya no sabe qué hacer con el problemón migratorio que tiene enfrente y le pide ayuda a Biden…

Y más, cuando ya empiezan a salir por algunos lados, violentos grupos de anti-migrantes racistas -pero muy católicos, eso sí- que no quieren que se fundan con su sociedad y están dispuestos a impedirlo…   

El caso es que a quien dijo que sólo viajaría en aviones comerciales pagando su boleto y luego nomás nos tomó el pelo, lo dejaron solo y colgado de la brocha -pues ya se llevaron la escalera- con un problema social y económico de repercusión mundial…

Que será aprovechado por sus acérrimos enemigos, los católicos, que colaborarán haciendo todo lo posible para que le vaya mal.  Y lamentablemente, puede suceder que alguno de los niños que ya se han contagiado por el regreso a clases -ya van más de un ciento confirmados-   podría fallecer…

Pero, aunque la responsabilidad de lo que pueda pasar se diluiría entre todos los actores de esta pandemia de semáforo alcahuete, sobre quien caerá la mayor culpa, será sobre el señor Presidente…

A quien le echarán en cara el regreso a clases “llueve, truene o relampaguee”; que bien podría ser el epitafio sobre su tumba.  ¡Aquí yace! Llueve, truene o relampaguee”.  No está nada mal…       

Pero qué puede esperarse de este mundo donde Noruega eliminó ya todas las restricciones por la pandemia.  Y en los Países Bajos impusieron, desde el pasado sábado, el uso obligatorio del pase sanitario o de vacunación…

En lo que sí estamos muy bien, a pesar de la pandemia semaforizada -y eso hay que reconocerlo- es en el regreso a clases; pues como lo informó la secretaria del Ramo, doña Delfina Gómez, nada más hay unas 1,200 escuelas que no han podido iniciar las clases…

Lo que está muy mal -y eso también hay que decirlo- es que la Maestra ya no sabe contar; o cuando menos le pasaron otros datos, porque esa cifra no es la realidad; y hay lugares donde los planteles fueron saqueados y nadie sabe en dónde está el dinero para el mantenimiento que aportan los tres niveles de gobierno.

Para terminar…

En este mundo de patéticos enfermos, no podía pasar la semana completa sin que por ahí un santo varón, ministro de la iglesia de Cristo, en Oklahoma, llamado Michael Erik Coghill, de 33 años, fue internado en un hospital, después de que fuera sorprendido y grabado, abusando de un menor, y recibiera una paliza por parte del padre.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.   

Lo último

Columnas